Para evitar daños al medio ambiente a consecuencia de los materiales tóxicos que desprenden los televisores analógicos, el Ayuntamiento de Puebla abrió desde el año pasado un Centro de Acopio en las instalaciones del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL).

A nivel nacional se efectuará el próximo 31 de diciembre el denominado “apagón tecnológico”, por lo que es necesario que los poblanos que aún tienen aparatos analógicos no los tiren a la basura, ya que sus componentes son altamente tóxicos.

Pueden llevarlos de lunes a viernes de 8:00 a 14:00 horas y los sábados de 8:00 a 13:00 horas, a la sede del OOSL ubicada en Bulevar Capitán Carlos Camacho Espíritu número  237, colonia San Baltazar Campeche, donde se realizará la correcta disposición de dichos equipos.

Los aparatos analógicos contienen retardantes de flama bromados, los cuales pueden perjudicar el ambiente si no son almacenados y confinados adecuadamente, en tanto, los plásticos y vidrios tienen un alto potencial de reciclaje.

Otros equipos que afectan la atmósfera son los fríos como los refrigeradores, congeladores y equipos de aire acondicionado; los televisores y monitores de computadora contienen amplias cantidades de plomo y las lámparas fluorescentes, compactas y de bajo consumo desprenden polvo de mercurio  tóxico.

A la fecha, se han recibido 186 televisores y dos mil 348 aparatos entre  electrodomésticos, equipo de cómputo, estéreos, teléfonos, video juegos, etcétera, que ya no son útiles para las familias poblanas.