El guitarrista B. B. King, apodado el rey del blues, una de las mayores leyendas vivas de la música, murió  este jueves por la noche en Las Vegas, EU, a la edad de 89 años. El fallecimiento fue comunicado por su abogado a la agencia Associated Press.

King, nacido en Mississipi, era el último de una estirpe de bluesman surgida en los años 40 y 50. 
Considerado un virtuoso de la guitarra de blues, paseó su Gibson a la que apodaba Lucille por escenarios de todo el mundo y tocó junto a artistas de todos los estilos, desde U2 a Raimundo Amador. A pesar de sus problemas de salud, se mantuvo en activo dando conciertos hasta el pasado octubre, cuando se sintió enfermo durante una actuación. No volvió a actuar.