El jurado ha sentenciado a pena de muerte Dzhokhar Tsarnaev por algunos de los cargos por los que fue encontrado culpable en abril, el autor del ataque del maratón de Boston en 2013. 

El jurado deliberó por 16 horas durante los últimos tres días antes de tomar la decisión.  

Varios de los sobrevivientes del ataque se encontraban en la sala mientras se leyó la sentencia. Algunos de ellos se secaban las lágrimas, Tsarnaev no mostró reacción alguna al escuchar su veredicto.

Es de esperarse un proceso de apelación de años de duración, considera Jeffrey Toobin, analista legal de CNN, pero "la abrumadora posibilidad es que él morirá".

El veredicto marca la primera vez en la era post 9/11 que fiscales federales han logrado la pena de muerte en un caso de terrorismo. 

La sentencia es el capítulo final de un brutal y emocionalmente desgastante juicio que mostró imágenes indelebles de un crimen abominable. Los integrantes del jurado vieron cómo explotó una de las bombas dentro de un restaurante y observaron videos y fotografías de la masacre. También escucharon los gritos y vieron a la gente morir en plena calle mientras otros intentaban ayudarlos.

También escucharon los testimonios de la gente que sobrevivió contra todos los pronósticos al atentado y que continúa sufriendo por sus heridas.

En abril pasado, el joven de 21 años fue encontrado culpable de usar un arma de destrucción masiva, conspiración y de las acciones que causaron la muerte de cuatro personas y cambiaron irreparablemente la vida de otras 260 personas lesionadas por las bombas que él y su hermano detonaron en el maratón de Boston en 2013.