Con un Marco Fabián de la Mora en plan de jugador grande y un juego que se interrumpió cerca de 20 minutos por invasión de campo, Guadalajara mantuvo intacto el orgullo y humilló al Atlas, al derrotarlo 1-4 (global 1-4), para así amarrar su pase a semifinales del Clausura.

 


El elemento surgido de las fuerzas básicas del Rebaño Sagrado fue la gran figura al marcar tres goles, a los minutos cinco, 16 y 39, además de Omar Bravo, al 54.
Juan Carlos Medina había logrado el empate momentáneo, al siete, en este duelo de vuelta de cuartos de final de la Liga MX, disputado en el estadio Jalisco.
El partido tuvo veinte minutos de interrupción por invasión de campo y un enfrentamiento de la Policía con aficionados del Atlas, quienes tras el cuarto gol del Rebaño Sagrado, ingresaron a la cancha para increpar al técnico Tomás Boy, lo que generó la suspensión del encuentro.

 


Con el objetivo de evitar que más gente ingresara al campo, la Policía se colocó en esa zona de la tribuna, lo que generó un enfrentamiento y tras varios minutos, la detención de varios sujetos. Ya con refuerzos, las fuerzas del orden desalojaron esa zona para evitar que se dieran más actos de violencia en este cotejo. Foto Xinhua/Adrián Macías/MEXSPORT