La unión entre personas del mismo sexo es un cambio que los diputados panistas no van a poder parar, por lo que le tienen que entrar al toro por los cuernos “quieran o no quieran”, reveló el analista jurídico Germán Molina Carrillo, director del Instituto de Ciencias Jurídicas (ICI).

Además, reveló que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya determinó que ninguna autoridad estatal en el país puede frenar la nueva disposición, por lo que las uniones entre personas del mismo sexo tienen que ser una realidad en el estado de Puebla, “aunque no le guste a legisladores mochos”. 

Ante la rotunda negativa de avalar la propuesta, de parte de los diputados Eukid Castañón Herrera y Patricia Leal Islas, el investigador dijo que esos legisladores del PAN se mostraron arcaicos, oscurantistas, cerrados y hasta retrógrados, porque la aceptación de las parejas del mismo sexo es una tendencia mundial.

Dijo que no se trata de algo solamente del Distrito Federal, es una constante del mundo, pero en el estado de Puebla, por cuestiones ideológicas, se cierran al debate.

Temen costo político en votaciones

Molina Carrillo lamentó que los legisladores del PAN prioricen el costo político y dejen de lado el tema de escuchar a la sociedad, pero la verdad, insistió, es que no tendrán manera de negarse, porque las parejas del mismo sexo pueden amparase y lograr la unión que pretenden.

Reiteró que los diputados que se opusieron tajantemente a aprobar el exhorto de la Cámara de Senadores buscan que no les reste posibilidades en el voto y seguramente quieren dejar el tema en manos del nuevo gobierno estatal.

Por eso dijo que si hay una demanda de la sociedad y de los grupos, si crece el reclamo y exigen la ley, entonces vendrá una serie de avalanchas y no se podrán negar.

Por eso, dijo que ahora la pelota está del lado de la sociedad y de las organizaciones civiles, que tienen que apretarle, que pueden hacer que la gente opine y que presente su punto de vista.

De lo contrario, agregó, quienes quieran tomar esa decisión buscarán una segunda posibilidad e irán al Distrito Federal a realizar su unión o lo podrán hacer aquí. “Porque si se lo niegan, podrán tramitar un juicio de amparo y es seguro que lo ganan”.

Germán Molina Carrillo aclaró que aunque el tema no es sencillo, está claro que los diputados del PAN no le van a querer entrar por cuestiones electorales, porque ya dijeron que no lo van a legislar, porque además tienen la costumbre de no someter nada a consulta y se cierran, aprueban lo que les pega la gana y no escuchan a los grupos de la sociedad civil.

Lo que se percibe jurídicamente, dijo el director del ICI, es que negar el exhorto no podrán sacarlo adelante, porque al negarse hablan por todos los poblanos. “Mientras que en 16 estados del país ya se realizan ese tipo de uniones por medio de amparos”.

Cambios se tendrán que aprobar

A decir de Germán Molina Carrillo, lo primero que tendrá que hacer el Congreso del estado es promover una reforma al Código Civil del estado de Puebla, en el capítulo del matrimonio.

Ahí deberán establecer que se reconoce la figura de la sociedad de convivencia —uniones de hechos con efectos jurídicos— o en su caso la unión de personas del mismo sexo, como tal, sancionada por el Estado.

Después, reveló el analista jurídico, se tiene que decidir si se cambia el concepto de matrimonio como está en la actualidad y quitar la frase de “un hombre y una mujer”, por la de “dos personas”.

Y es que el problema, aseguró, es que el concepto de matrimonio en Puebla es del siglo pasado, que ya presenta avances importantes en el Distrito Federal y en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Reveló que el Código Civil en su artículo 294 dice que el matrimonio es un contrato civil por el cual un sólo hombre y una sola mujer se unen en sociedad para perpetuar la especie y ayudarse en la lucha por la existencia.

Por lo que se tiene que cambiar ese artículo 294, donde el término de “perpetuar la especie” va a cambiar, porque podrán tener familia bajo otras condiciones. Además, finalizó, otra parte a modificar serán los requisitos para contraer matrimonio.

“Los legisladores poblanos hacen mal en negar esas condiciones de parejas, que son reales y que tienen que reconocer.”