Las primeras indagatorias derivadas de la Carpeta de Investigación 193/2015/CHIGNAHUAPAN iniciada por la Procuraduría General de Justicia de Puebla (PGJ) en relación al hallazgo sin vida de José Salvador Méndez, revelan que la víctima conocía, al menos, a uno de sus victimarios.

Diligencias practicadas hasta el momento por el agente del Ministerio Público, la Fiscalía General Regional, la Policía Ministerial y la Dirección de Servicios Periciales, muestran que antes de ser privado de la vida, José Salvador Méndez tuvo contacto en un primer momento con un sujeto a quien al parecer conocía y que estaba a bordo de una motocicleta. Con él sostuvo una plática durante varios minutos, después el hoy occiso ingresó a unas oficinas y el sujeto se retiró para regresar más tarde y volverse a encontrar con José Salvador Méndez.

Voluntariamente, la hoy víctima  y la persona que la acompañaba, recorrieron caminando más de cuatro cuadras en la zona conocida por ambos, donde los esperaban al menos 2 personas más. Después de estar todos reunidos se escucharon detonaciones y la víctima perdió la vida en el lugar del hallazgo.

Los avances se derivan de las diligencias realizadas en las últimas horas, consistentes en: entrevistas y declaraciones de posibles testigos, análisis de material en video, y el levantamiento del cadáver, entre otras.

Hasta el momento se establece que el móvil de la privación de la vida de José Salvador Méndez, correspondería a un ámbito de índole personal y no de otras circunstancias.