Durante las jornadas de protesta para recordar la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, realizada este martes en la ciudad de Nueva York, se lanzaron consignas en contra de la ley Bala.  
Mientras en la ciudad de México, y en estados de la república como Michoacán y Guerrero ciudadanos se movilizaron para protestar por la desaparición de los estudiantes normalistas de la escuela normal Isidro Burgos, un grupo de activistas protestó de manera pacífica frente al consulado de México en Nueva York.
Además de las consignas en contra del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, algunos de los participantes de la protesta corearon consignas en contra del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.
“No aceptamos a la ley Bala aquí tenemos el caso abierto. Chalchihuapan vive, la lucha sigue”
En uno de los carteles los activistas escribieron el siguiente mensaje de repudio: “Rafael Moreno Valle murderer must resign! Stop repression. Justice for Jose L. Alberto Tlehuatle Tamayo”.
En un video de la manifestación pacífica frente a la oficina consular de México en la ciudad de Nueva York se observa a un manifestante coreando consignas sistemáticas en contra de Moreno Valle a la par que otros manifestantes recuerdan a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos:
“— ¿De dónde es este gobernador?
”— De Puebla…no a la ley Bala.”
Las acciones se realizaron como parte de la Xll acción global a 8 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. La protesta se desarrolló de manera pacífica.
No es la primera ocasión en que activistas salen a las calles en Nueva York para protestar por la desaparición de los 43 estudiantes.
El pasado 20 de noviembre del 2014, decenas de personas marcharon en la ciudad de Nueva York en solidaridad con los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.
Un grupo de personas marchó frente a la sede de las Naciones Unidas, mientras que otro lo hizo en la estación Grand Central, donde gritaron consignas a favor de que se esclarezcan los hechos ocurridos en Guerrero a finales de septiembre pasado.
Las marchas se unieron a otras realizadas en varias capitales del mundo y en México en solidaridad con las familias de los normalistas.
El 26 de septiembre policías de Iguala atacaron a estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa que habían llegado a recolectar recursos para su institución educativa. Tres murieron y 43 más desaparecieron.
En Nueva York las actividades de protesta han sido muy visibles. De acuerdo al portal “socialistworker.org” en abril de este año la participación de activistas fue intensa.
“Cientos de manifestantes se reunieron en la ciudad de Nueva York en abril 25 a 26 en una serie de eventos y marchas para conmemorar siete meses desde 43 estudiantes de la escuela normal de Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa, Guerrero.  (…) La lucha para encontrar los 43 estudiantes la organizó la delegación de los padres de los estudiantes desaparecidos, que viajaron a través de los EU para compartir su historia. La caravana de los 43 viajó a más de 43 ciudades a lo largo de tres visitas separadas en las regiones occidental, central y oriental del país, culminando finalmente para la semana del 22 hasta 28 abril en una reunión en la ciudad de Nueva York de todas las fuerzas para exigir que se respeten los derechos humanos ante representantes de las Naciones Unidas.
Los padres de los estudiantes desaparecidos exigen tres demandas de su movimiento:
— El regreso de los 43 desaparecidos con vida. Los padres han rechazado el cierre del gobierno de los casos y demandan respuestas sobre dónde están sus seres queridos.
— No a las elecciones. Los padres piden la anulación de las próximas elecciones en su estado natal de Guerrero debido a la corrupción excesiva de los sistemas electorales y de partidos en México. También piden la dimisión del presidente de México, Enrique Peña Nieto.
— Detener el Plan Mérida (Plan México). Los padres culpan el Plan Mérida, conocido como "Plan México", por la devastación económica, 27.000 desaparecidos y 100.000 muertes en México desde su implementación en 2007.
Además de estas tres demandas principales, los padres tienen 10 puntos de discusión que eran parte del mensaje que trajeron a las audiencias durante la caravana.
En su viaje a diferentes ciudades, apuntaban a presionar al gobierno de Estados Unidos para poner fin a su financiación a México y apoyar sus demandas. Durante su visita, se reunieron con miembros del Caucus Hispano del Congreso (CHC) y llevaron al Ayuntamiento de Austin para aprobar una resolución en apoyo de sus demandas de una investigación independiente de la desaparición de los estudiantes”.