Una niña de cinco años de edad murió en forma accidental al caer, al parecer de cabeza, en el fondo de un tonel con agua que se encontraba dentro de su domicilio en el Barrio de Santo Tomas del municipio de Izucar de Matamoros. La niña iba a comer y la mandó su mamá a que se lavara las manos.

A las 15:55 horas del jueves, el agente del Ministerio Público se presentó a la calle de Jesús Guarneros 5 de la colonia Jardín Barrio Santo Tomás, para tomar conocimiento de la muerte de Guadalupe N. dando inicio a la pre denuncia 136/2015/IZUCAR.

La madre de la menor fue quien la encontró cuando estaba en el fondo del tonel, como pudo la sacó y trató de darle los primeros auxilios pero la niña ya no se movía, por que dio aviso a las autoridades municipales y al fuero de lo común para que se iniciaran las investigaciones correspondientes.

La mujer dijo que ya era hora de comer y mando a su hija a que se lavara las manos en el lavadero que se encuentra en la parte trasera de su casa, como la niña no regresó salió a buscarla y fue cuando la encontró dentro del tonel.

El cuerpo de la desafortunada menor fue trasladado al anfiteatro del Panteón Municipal para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia, luego fue regresado a sus familiares para las diligencias del sepelio.