Volkswagen de México y el SITIAVW iniciaron hoy el proceso de revisión salarial. En el primer día de pláticas, se integraron las comisiones negociadoras, se acordó el calendario de pláticas, y la empresa explicó su situación actual y los retos que se presentan en el corto y mediano plazo.

El proceso de negociación se da en un momento en que la empresa enfrenta grandes desafíos, tanto a nivel mundial como también en su operación en México. El nivel de producción de la planta de Puebla se encuentra por debajo de su capacidad, debido a un menor dinamismo en el mercado de Estados Unidos y una franca reducción de la demanda en los mercados latinoamericanos y asiáticos. Se estima que esta situación prevalecerá hasta principios de 2017, cuando inicia la producción de Tiguan. Adicionalmente, las variaciones de los tipos de cambio, incluyendo el Peso mexicano, producen efectos financieros desfavorables.

La situación competitiva de la industria se ha vuelto cada vez más intensa. En 2020 habrá 25 plantas automotrices operando en México, duplicando la cifra existente en 2000. Las nuevas plantas tendrán costos muy competitivos, situación que la planta  Volkswagen ubicada en Puebla tendrá que enfrentar conjuntamente con su representación sindical, para asegurar el futuro de esta importante fuente de empleo que ostenta los salarios más altos de la industria automotriz mexicana.

El objetivo principal de la empresa en esta negociación será asegurar su competitividad para atraer los proyectos que generen una estabilidad de largo plazo para la empresa y sus colaboradores.

Las pláticas continuarán el día viernes.