La Asociación de Charros de Puebla oficializará el 17 de agosto durante su asamblea la venta del Lienzo Charro, ubicado sobre la carretera federal a Tehuacán, sin que haya una propuesta concreta de dónde se practicará la charrería.
De acuerdo a la convocatoria firmada por Bernardo Treviño Musalem, presidente de la Asociación, y el secretario Jorge Blaco Uriarte se establece como punto único la venta del inmuebles donde desde hace más de treinta años se ha practicado la charrería en Puebla.
Tal y como se anunció la semana pasada, el Lienzo Charro de Puebla será vendido en 70 millones de pesos a la empresa Allen del Centro fabricante de productos de limpieza y los charros que ahí tienen la caballerizas deberán sacar sus animales en los próximos días ya que el inmueble será demolido.
Con la asamblea del próximo lunes, luego de varios intentos fallidos para vender el inmueble de más de 30 años, los directivos de la Asociación de Charros aprobarán la venta a pesar de que se la semana pasada  se negaban las versiones.
El monto de la operación, según señalaron fuentes consultadas, será de 70 millones de pesos los cuales se pagarán en dos exhibiciones, 42 millones de manera inicial y el resto a la firma de la escritura.
Los integrantes de la asociación confirmaron la propuesta de venta del inmueble ubicado en la carretera federal a Tehuacán cerca del estadio Cuauhtémoc desde mediados  de julio.


Varios intentos
Hace tres años, el Lienzo Charro de Puebla ya había sido ofrecido en venta a la empresa Allen del Centro, fabricante de productos para la limpieza, el monto de la operación se estima que llegaría a los 60 millones de pesos para saldar un adeudo que tenía la Asociación de Charros de Puebla.
Integrantes de la asociación que es dueña del inmueble habían informado que Bernardo Treviño Musalem y Carlos Maurer Espinosa  iniciaron las negociaciones para la venta del inmueble luego por la existencia de un adeudo por la organización del Congreso Nacional Charro.
Señalaron que el inmueble ocupa una extensión de tres hectáreas y fue construido hace más de treinta años luego de la demolición del antiguo lienzo que se ubicaba en la 24 sur y 11 Oriente donde hoy está la Secretaría de Finanzas.
Indicaron que destruirán el único espacio que se tiene para practicar el llamado deporte nacional.
Explicaron que 2009 ya se había intentado vender el terreno al Instituto Mexicano del Seguro Social para la construcción de un hospital pero los socios se opusieron y se mantuvo el mismo uso.
La Asociación de Charros está formada por 60 socios que en teoría son los propietarios del lienzo; sin embargo, para la asamblea que se pretendía realizar no todos podrían participar una vez que algunos adeudan cuotas a la asociación.