Lo que sucede en el estado de Puebla con la ordeña de ductos de Pemex es una red de complicidades, aseguró el presidente de Coparmex, José Antonio Quintana Gómez, por eso dijo que los empresarios del ramo piden que se llegue a las últimas consecuencias en la investigación.
Agregó que se debe aplicar la ley. “Porque todos los ciudadanos del estado sufrimos las consecuencias, que se traducen en el desabasto de gasolina”.
Ante la aprehensión de altos mandos policiacos del estado de Puebla y los acontecimientos que se desataron en las últimas semanas, sentenció: “Los poblanos estamos cansados que las cosas sucedan, nos enteramos, las criticamos, las juzgamos, vemos que están mal y al final de cuentas no hay un castigo pleno, claro y determinante para los responsables”.
Lamentó que las pruebas de control de confianza sean solamente para acceder al puesto, pero una vez que están en el cargo los policías están expuestos como cualquier ciudadano. Agregó que no están al margen de lo que el mundo ofrece, como el poder, “y con los salarios que tienen, no es que los justifiquemos, pero la realidad es compleja y tal vez se pueda regular”.

Caiga quien caiga
Quintana Gómez aseguró que las investigaciones deben llegar hasta las últimas consecuencias. “Tienen que ser hasta las últimas consecuencias, por lo que debe correr hacia abajo, en la pirámide, como hacia arriba, en los mandos superiores y transversalmente de la Policía Estatal”.
Pero además, dijo que también se debe investigar si es que afecta a otras secretarías y otras paraestatales. “Nosotros exigimos que se haga hasta las últimas consecuencias, porque si no, seguimos viendo que las cosas pasan y no hay responsables”.
Lo que esperan, dijo, es que las investigaciones sigan y por eso prevén que caigan los demás responsables, por eso dijo que el llamado como sector empresarial es para evitar este tipo de conflictos.
Aunque reconoció que las fallas de los altos mandos son reflejo de la falta de valores de cada persona, señaló que es necesario cuidad más a los elementos policiacos. “Trabajar en que tengan un salario digno y bien remunerado, para que ellos no caigan en ese imán, que es tan atractivo, como lo que te ofrecen los negocios ilícitos”.
Dijo que la aprehensión de los mandos policiacos genera preocupación en la Coparmex, por eso recomiendan que continúen las investigaciones, porque consideran que esto no es solamente de dos personas.
Y aunque todavía no se presentan las conclusiones definitivas, dijo que seguramente habrá más involucrados, tanto en la misma policía como en los transportistas y en la gente que lo consume, es decir, que compra esa gasolina.


Una mancha para el gobierno del estado
El presidente de Coparmex aseguró que hoy en día Puebla se vende como un estado seguro y una de las cosas de la atracción de inversiones nuevas e incremento de turismo indica que se están haciendo bien en materia de seguridad.
Recordó que no estamos como en otros estados, entonces el hecho de la ordeña de ductos de Pemex y la posterior aprehensión de dos mandos policiacos son una mancha para el gobierno del estado y sus sistemas de seguridad.
Empero dijo que no hay que generalizar, porque seguro que hay muchos policías que están haciendo bien su función y que responden a los sistemas de control de confianza.