El precandidato a la dirigencia nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, señaló que ese partido no puede perderse en los problemas del momento, sino insistir en lo ya concretado, como son las reformas aprobadas durante los últimos tres años.
En rueda de prensa, el coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados consideró que se han dado los pasos en la dirección correcta, “de tal suerte que las reformas que están transformando a México ahí están”. 
Al asistir al Tercer informe de Labor legislativa de la diputación federal sinaloense, en Culiacán, Sinaloa, Beltrones Rivera se refirió a las reformas en materia educativa, de competitividad, telecomunicaciones, justicia y energía, entre otras. 
Dichas reformas, sostuvo, preparan a México para poder enfrentar las dificultades del siglo XXI que vive el mundo en general, como la caída de los precios del petróleo, que llegan a niveles menores de 50 dólares el barril, muy diferentes, aseguró, a los que tuvieron los 12 años de gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN). 
A su parecer, la crisis financiera mundial que ha visto devaluarse las monedas en el mundo alcanzó a México, pero no en los niveles que otros países tienen. Lo anterior, resaltó, gracias a que las reservas en el Banco de México alcanzan casi 200 mil millones de dólares, lo que ha permitido detener los embates que puedan ser de especulación también sobre la moneda. 
“Nos encontramos en las dificultades que tiene el mundo pero en mejores circunstancias que otros países. El presidente Enrique Peña Nieto puso su capital político por delante para lograr las reformas económicas, sociales y de justicia necesarias para un México moderno”, destacó. 
Por ello, se propone encabezar una dirigencia que profundice en las reformas, sobre todo que busque que éstas se reflejen en resultados fehacientes en los bolsillos de los mexicanos, que ayuden a la gente a saber que esto fue algo importante que aconteciera. 
Además, “queremos que el PRI en el futuro abra más las puertas a los ciudadanos que a los militantes y que también ese partido en el que confió para que hiciera las reformas ahora apoye al presidente de la República que se atrevió a hacerlas con audacia, imaginación y talento”. 
Por ello, subrayó, “creo que hay mucho trabajo que hacer por parte del PRI y no debemos perdernos simplemente en lo que pueden ser los problemas momentáneos o que puedan subsistir en el resto del año”. 
Respecto a si en caso de llegar a la dirigencia nacional pensará en las amistades para designar a los candidatos a la gubernatura, dijo que vino a Sinaloa en calidad de precandidato a la dirigencia del partido; “no estoy de ninguna manera queriendo llevar a cabo una vuelta y dos mandados”. 
No obstante, aclaró que vino a ver la rendición de cuentas de los diputados y a pedir el apoyo para poder llegar a la dirigencia, y en el momento en que sea electo empezará a trabajar una auscultación en las 13 entidades que vivirán una elección, 12 de ellas para gobernador.


Beltrones, único aspirante 

El dirigente nacional del PRI, César Camacho, informó que hasta el momento el único que le ha compartido su interés por la presidencia del partido es Manlio Fabio Beltrones, quien iría en fórmula con Carolina Monroy para la Secretaría General. 
En entrevista, Camacho Quiroz comentó que ayer ambos se entrevistaron con él y le externaron su interés en participar en el proceso, por lo que a partir de hoy empezaron a reunir los apoyos necesarios de la estructura territorial, sectores, organizaciones nacionales y consejeros políticos. 
Señaló que mañana se reunirán con la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) que es, por cierto, el sector en el que militan ambos y solicitarán su respaldo, como lo harán con las demás organizaciones, dijo. 
Asimismo, visitarán algunos de los estados del país para lograr no sólo el cumplimiento de los requisitos estatutarios, sino amacizar esta propuesta que siendo personal, acaba siendo grupal y acaba siendo priista. 
Subrayó que hace votos porque este proceso fraterno y apegado a la ley y a los estatutos acabe como empezó, muy bien, y que de ello emerja una dirigencia fuerte en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), la cual respalde el proyecto de país del presidente Enrique Peña Nieto. 
Luego de asistir al Sexto Informe de Gobierno de Fernando Ortega, gobernador de Campeche, Camacho Quiroz señaló que quedan nueve días para que algún priista externe su interés en ser tomado en cuenta, pero hasta el momento el único que lo ha hecho es Beltrones Rivera. 
Consideró que el PRI está en un buen momento, como partido victorioso en lo electoral y comprometido con un país que hoy requiere una organización política incluyente, que abra más anchas sus puertas a los jóvenes y a las mujeres, y que se alíe con la sociedad civil en los asuntos más sensibles. 
Respecto a si se va satisfecho luego de dos años ocho meses al frente del PRI dijo que si, por lo que pudo hacer como coordinador de los esfuerzos de los priistas y como un puente respetuoso con la sociedad en su conjunto. 
Camacho Quiroz sostuvo que en el PRI siempre habrá unidad, ya que la experiencia les ha demostrado que cuando no lo hacen así, el partido sufre reveses.


El reto del PRI

“Los partidos políticos ya no son suficientes para ganar las elecciones por sí solos, pero son importantes, y veces indispensables para ganarlas. Es necesario abrirse más a la sociedad, apreciar en toda su magnitud el valor de su militancia, pero sobretodo, darles especial atención e interés a los ciudadanos que esperan más de las organizaciones políticas”, consideró Manlio Fabio Beltrones Rivera.

“Los partidos políticos deben mirar más a las nuevas generaciones, conversar con ellas, porque cada vez más exigentes”

 “Se deben dejar atrás los viejos candados de la participación electoral, abrir las puertas a la ciudadanía, porque la política es como la vida misma, siempre hay un reto por delante.”