La presidenta estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Socorro Quezada Tiempo indicó que no importa quien dirija al instituto político a nivel nacional, lo importante es que cambie el rostro que tiene y que lo ha alejado de los ciudadanos mismos que castigaron al ‘sol azteca’ el 7 de junio.
Al hablar del Consejo Nacional que se celebró en la sede del partido dijo que hasta ahora no se tocó lo referente a la renovación de las dirigencias, la nacional y la de los estados, e indicó que este no es el asunto de fondo sino cuál será el rostro que se presentará para los próximos procesos, tanto en 2016 como en el 2018.
Señaló que hasta ahora ella sigue firme en que no aceptará una coalición electoral para el 2016 por la fuerza, e indicó que de acuerdo a los estatutos corresponde a la dirigencia estatal aprobar las alianzas en elecciones locales, y advirtió que su partido quedó en cenizas después del actual proceso.
Reiteró en buscar el nuevo rumbo  pues  hubo voto de castigo contra el PRD, e indicó “tenemos que rectificar el camino, tenemos tres años para presentarnos como una verdadera alternativa para el 2018”, asimismo manifestó que las condiciones en estos momentos del sol azteca es que se encuentra en cenizas y ya no se les puede afectar más, ya llegó al fondo.
Comentó que en el estado de Puebla se habla de posibles alianzas y coaliciones y precisó “quiero  ser clara, el estatuto es claro y tendrá que aplicarse y para poder llegar a acuerdos de una posible alianza con quien sea tendrá que pasar por los órganos del Partido de la Revolución Democrática del Estado de Puebla”.
Aseguró que no es facultad  solo del Comité Ejecutivo Nacional como lo fue en esta elección donde hubo imposición  de candidaturas, y respecto a los candidatos impuestos señaló que  son buenas personas pero llegaron  sin dinero ni estructura
“La elección de 2016 le toca al PRD ser la definición, y será con los consejeras y consejeras de todo el estado las que definirán el rumbo del Sol Azteca. No se va a valer que a las consejeras y consejeros los quieran comprar, intimidar, que los amenacen.”
Socorro Quezada  dijo que  a muchos presidentes municipales y militantes los quisieron obligar por otro partido que no era del PRD, armaron estructuras paralelas al partido, a la dirigencia estatal con la anuencia de CEN.
Afirmó que en la siguiente elección no se permitirá una estructura paralela, si quieren negociar tendrá que ser con la dirección del partido que es un cuerpo colegiado integrado por veinte integrantes”
Reiteró que de acuerdo con los estatutos va ser una decisión política del Comité Ejecutivo Estatal, y el Consejo Estatal del PRD, son 198 consejeros que no van a permitir que se utilice la misma práctica de esta elección, ni miedo ni compra, si quieren que una coalición funcione para el 2016 tendrá que ser por las buenas y con entendimiento
“Por convicción podremos hacer todo a la fuerza están los resultados, ni uno ni otro, y ganó otro partido al intentar hacer una coalición de facto que no funcionó, de ahí los resultados, y quien quiera hacer una coalición con el PRD tendrá que pasar por las instancias legalmente establecidas.”
Aclaró que no se hará un bloque, sino que se discutirá si se hace o no una política de alianza, aún y cuando el Comité Ejecutivo Nacional decidiera que si se dará, lo que es un hecho es que deberán tener la aprobación del Consejo Estatal.
Seguirá en la dirección

Con los resolutivos del Consejo Nacional del 7 y 8 de agosto, la dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática de mantendrá luego de que no se aprobara adelantar la renovación de los comités.
A finales de abril se denunció que el ala morenovallista del Partido de la Revolución Democrática en Puebla encabezada por Luis Maldonado Venegas, y el diputado Julián Rendón Tapia preparaban la destitución de la dirigente estatal Socorro Quezada Tiempo luego de que esta ha dialogado con las corrientes críticas al gobierno del estado como Izquierda Democrática Nacional, e Izquierda Democrática Nacional.
De acuerdo a fuentes consultadas existía un acuerdo entre Maldonado Venegas con “Los Chuchos” (Jesús Zambrano y Jesús Ortega) para que pasado el proceso electoral se buscara la destitución de Quezada Tiempo ante el riesgo de que se oponga a una alianza local para el 2016 cuando se elegirá gobernador del estado.
La información proporcionada indica que Luis Maldonado quien se afilió en mayo de 2014 podría ser quien ocuparía la presidencia del partido o dejársela a Julián Rendón quien fue su subsecretario de Asuntos Políticos cuando este estaba como titular en la Secretaría General de Gobierno.

Avalan relevo
Por unanimidad de votos, el consejo nacional del PRD avaló el relevo anticipado de toda su dirigencia nacional, el cual tendrá que ser materializado a más tardar a principios del mes de octubre de este año.
Con ello, el máximo órgano de dirección del partido del Sol Azteca respaldó la propuesta de su todavía presidente nacional, Carlos Navarrete, quien, a la luz de los resultados electorales del pasado 7 de junio, puso a disposición de ese órgano electivo su cargo como dirigente nacional ya que ese instituto político vive su más grande y profunda crisis al caer hasta el 11 por ciento de la preferencia electoral.
La resolución ocurrió este sábado antes de las cinco de la tarde y luego de 42 intervenciones de perredistas, en las que hubo posicionamientos a favor y en contra  de la propuesta votada, ya que consejeros como Martha Dalia Gastelum, Luis Sánchez, Cristina Gaytán y Carlos Reyes Gamiz, entre otros, estimaron que no basta con quitar a sus actuales dirigentes para poner a otros, sino con cambiar de fondo las prácticas internas del PRD.
No obstante de lo anterior,  la propuesta para transformar al PRD concentrada en nueve puntos salió adelante sin ningún voto en contra y con tan sólo tres abstenciones.
La votación del documento para transformar al PRD fue votado en lo general y en la próximas semanas una comisión redactora adicionará una serie de propuestas que fueron planteadas durante las intervenciones en el pleno del consejo perredista.
Algunas de estas propuestas son, la creación de un observatorio ciudadano que vigile el cumplimiento de las propuestas planteadas por el PRD tanto partidarias como cuando es gobierno.
Además de aplicar puntualmente el estatuto a quienes siendo militantes del PRD "traicionaron" en la pasada elección al partido haciendo campaña por otros institutos políticos pero que aún continúan en las filas del Sol Azteca.