Aunque existen 200 universitarios con posibilidades de retiro, la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) no está en riesgo para su pago de jubilaciones y pensiones, afirmó el secretario general del sindicato de académicos ASPABUAP, Jaime Mesa Mújica.

Y es que para el próximo 26, 27 y 28 de agosto en la ciudad de México, se realizará un congreso de Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), para analizar la situación del tema señalado.

La sede será en el sindicato de académicos de la UNAM, donde uno de los temas importantes está la de pensiones y jubilaciones.

En entrevista a este medio de comunicación, el líder de la Asociación Sindical de Personal Académico de la UAP (ASPABUAP), señaló que independientemente de los acuerdos que se llegaran entre sindicatos, se invitaron a diputados electos que tomaran protesta el siguiente mes.

“Son diputados que alguna vez fueron secretarios de sindicatos universitarios o de estructuras de ANUIES. Por lo que conocen cuales son los problemas que enfrentan las universidades públicas en cuanto a pensiones y jubilaciones”, dijo.

“Queremos es que escuchen a los trabajadores de universidades, que están en disposición de buscar soluciones, ya que entendemos que es en base a recursos”.

“Queremos plantearles a los diputados electos, que establezcan cantidades renglones exclusivos a este rubro en la aprobación del presupuesto”, añadió.

Reconoció que no hay una propuesta en firme hasta el momento, sin embargo indicó sino que en el transcurso de los siguientes días se va a terminar el trabajo, donde ya con directivos de la CONTU, se definirá misma.

“En el caso de la BUAP, incluyendo otras universidades, consideramos que estamos dentro de un rango muy importante de poco riesgo”, afirmó.

“Pero la situación de pensiones y jubilaciones es un riesgo no solo nacional, sino internacional o mundial donde hay problemas por esta situación”.

Indicó que de acuerdo a los análisis de las universidades que se han hecho y proporcionado información, la BUAP es una de las universidades con menos riesgo, ya que se ha trabajado con antelación.

“Se manejó en 2006 un incremento a los descuentos para este rubro. En esa ocasión no era bien visto, pero al paso del tiempo ya se vio que fue una solución oportuna que se dio”.

“Creemos que la universidad en este momento está con finanzas sólidas respecto de jubilaciones y pensiones”.

“Hay una situación bien importante cuando se hacen las divisiones no ajustan las cuentas. Cuando se habla de este ramo y bolsas para garantizar los pagos, no se está tomando en consideración que no se trata exclusivamente de los trabajadores que están jubilados en este momento, sino de los que están ya en posibilidad de jubilarse”.

Explicó que por ejemplo, todos los trabajadores que en 2006 tenían 25 años o más de antigüedad laboral, ya están considerados como parte de esas jubilaciones.

“Por eso no ajustan las cantidades, sin embargo las finanzas son sólidas y están garantizadas para los trabajadores porque no son recursos que los maneja la UAP exclusivamente, sino por tres instituciones  y sus sindicatos (de académicos y administrativos)”.

“Hay una garantía de que los recursos están bien utilizados. Pensamos que en cuanto se refiere a trabajadores académicos afiliados al ASPABUAP, hay alrededor de 200 trabajadores en ese rango, pero son personas que siguen interesadas y comprometidas para seguir prestando servicios”.

Por lo tanto, aseguró no tener el problema que se ha notado en otras instituciones, donde hay jubilaciones masivas.

“Procuramos de que los trabajadores entiendan que no es sano que haya grupos o paquetes de jubilaciones, sino que quienes tomen esa decisión sea por otras actividades”.

En la UAP, un trabajador tanto académico como administrativo, puede jubilarse una vez que cuente con 65 años de edad y/o 30 años de servicio.

Apenas en junio pasado, el  secretario general de la ASPABUAP, Jaime Mesa, fue nombrado Secretario de Seguridad Social, cartera que se suma al equipo que integra el nuevo Comité Ejecutivo de la Asociación Nacional de Asociaciones de Sindicatos de Personal Académico Universitario (ANASPAU), que preside Víctor Manuel Pineda Gutiérrez

Durante el evento celebrado en Toluca, capital del Estado de México, el gobernador constitucional de esta entidad, Eruviel Ávila Villegas, tomó protesta a cada uno de los integrantes de este nuevo Comité Ejecutivo de la ANASPAU para el periodo 2015-2018.

El acto celebrado las autoridades que presidieron el evento, reconocieron que el sindicalismo universitario académico para el país ha constituidos una fuerza particular y transformadora. Tener sindicatos fuertes y dinámicos, representan para las universidades públicas del país un punto de apoyo para lograr mejoras en los fines sustantivos.

Por su parte Mesa Mújica, destacó desde entonces que esta cartera es importante no sólo para la BUAP, sino para todas las instituciones del país, ya que se abordarán temas que tienen que ver con las jubilaciones y pensiones, mismas que representan un asunto prioritario a resolver para las universidades públicas y sus trabajadores.

Mesa Mújica indicó que para la UAP, la Secretaría de Seguridad Social, es de relevancia para informar y actuar oportunamente en decisiones laborales que beneficie a los académicos e investigadores de la máxima casa de estudios del estado.