Esta semana empezó la obra de ampliación de la avenida Margaritas, por lo que la autoridad ya negoció con los vecinos la expropiación de los terrenos del sur de la ciudad, sin embargo, las afectaciones viales ya causan retrasos en el traslado de los vecinos, además de molestias constantes porque no hay señalética ni personal de tránsito que coadyuve en agilizar la circulación.
Lo más lamentable para los vecinos que tienen negocios sobre la avenida en construcción es que los talleres no podrán ofrecer servicio y por lo tanto no tendrán ingresos económicos, por eso afirman que se ven obligados a cerrar de manera momentánea.
Y aunque la totalidad de vecinos reconoce que desde hace 50 años ya estaban avisados de que no podían ocupar los 10 metros de enfrente de las propiedades, ahora que inició la ampliación encuentran molestias en su vida cotidiana.
Los vecinos afectados por la expropiación de terrenos para la ampliación de avenida Margaritas aseguran que la obra está proyectada para seis meses, aunque algunos dicen que les informaron que se terminaría en dos meses.


No hay cheques

Jorge Hernández tiene un taller de reparación de automóviles en Margaritas número 3, y aseguró que con la ampliación de la calle, que empezó desde el día lunes, le están quitando 317 metros cuadrados.
Empero dijo que todavía no le han pagado la parte expropiada: “Nos dicen que no salen los cheques y que en eso están, que ya van a salir pero todavía no han pagado”.
Dijo que tienen confianza en que los recursos se paguen, aunque reconoció: “Estamos desconfiando de eso, aunque yo siento que sí nos ofrecieron lo justo”.
Recordó que desde hace 40 años está el proyecto y año con año, con diferentes administraciones, habían querido empezar la obra, pero hasta ahorita es que se está haciendo. “Sabemos que la obra ya es necesaria”.
Reiteró que la obra realmente es necesaria “porque se arma un tremendo tráfico en horas pico, que no se puede ni transitar”. Comentaron que les dijeron que la obra estará en dos meses, aunque creen que se va para cuatro o cinco meses. Jorge Hernández reveló que hasta el momento no conocen el monto de la inversión y qué autoridad es la responsable de la obra.
Empero aclaró que el proyecto original indica que la ampliación tenía que ser de ambos lados. Ahora dicen que se realizará solamente del lado sur, “porque dicen que el presupuesto no les da”.


Alarma laboral

Jorge Hernández dijo que momentáneamente se quedará sin trabajo porque estas obras les detienen todo: “No nos dijeron nada de compensar eso, pero obviamente esa obra se tenía que hacer y hay que buscar un lugar donde trabajar en lo que hacen las obras”.
En el mismo sentido se expresó Luis Alfonso Cruz, quien aseguró que lo que más les afecta es el negocio, porque no van a poder sacar ni meter carros del taller, por eso dijo que el tiempo que estén aquí no va a poder abrirlo. “No nos ofrecieron indemnización, nada más lo del terreno, pero hay afectación sobre el ingreso al negocio”.

Propietarios omisos 

Luis Alfonso Cruz, vecino de la zona, aclaró que la parte que van a expropiar ya estaba contemplada desde hace muchos años. “Nosotros estábamos conscientes de eso, entonces muchas personas que hicieron sus casas desalineadas hicieron caso omiso de esa situación”.
Dijo que en su caso sí está dentro del acuerdo y trataron de tener siempre los papeles en orden. “Nos afecta porque utilizamos el espacio como estacionamiento, pero realmente eso ya estaba contemplado”.
Igual que el resto de los vecinos afectados, lamentó que hasta el momento las autoridades poblanas no les hayan pagado, aunque dijo que algunos vecinos ya concluyeron ese trámite, pero en su caso está en ese proceso y le está dando seguimiento al pago.
Dijo que esta misma semana les quedaron de resolver sobre el pago de la expropiación, por eso reveló que de manera permanente acuden ante el notario para realizar el papeleo.
Luis Alfonso Cruz comentó que las obras empezaron el martes pasado, pero desde antes los vecinos se han organizado para retirar las cosas que estorban, sus jardines y las mallas.

Ampliación programada hace 50 años

Por su parte, Fabio Sánchez Mora dijo que el proyecto tiene 50 años que se programó y ahorita se está ejecutando. “Todos los espacios están liberados desde que se inició… este iba a ser el primer anillo periférico de la ciudad de Puebla y 50 años después se está haciendo… Son 10 metros de este lado y 8 de enfrente”.
Reconoció que la ampliación empezará del lado sur, donde ya se firmaron los convenios y hoy en día ya todo está vacío y solamente esperan que la obra llegue al terreno que cedieron. “La afectación dice que serán 10 metros del pie de calle hacia adentro”.
Recordó que todos los que compraron sabían que eso no lo podían usar y también los de enfrente, del lado norte de la calle. “Si te fijas todas las construcciones están alineadas hacia atrás, las bardas son perimetrales, pero nada más por protección”.
Desconoce si ya pagaron, porque la propietaria es su mamá, pero ya firmaron los acuerdos. “Supongo que es hasta que se firmen las escrituras definitivas, porque muchas personas ya fallecieron, porque son casas de los setentas y ya falleció la mayoría de ellos”. Recordó que en la administración de Blanca Alcalá firmaron unos escritos para que se ejecutara la obra. “Siempre hubo disposición, no hay ninguna inconformidad”.
El proyecto original, recordó, indica que quitarán de los dos lados 10 y 8 metros —de cada lado— “porque era parte de la continuidad de Circunvalación”.


Afectaciones para peatones

Ángeles Centeno reveló que la obra les afecta mucho por el transporte, porque tienen que tomar el camión y no saben por dónde se están yendo. “Hay un congestionamiento horrible, espantoso, porque no se puede ni atravesar, además no hay señalética, ayer no estaba así, esto empezó hoy, no había este problema, pero ahorita ya inició el desastre y no han informado nada”.