Por tercera ocasión, el juez penal de Cholula le concede al Ministerio Público mantener en prisión a Adán y Paul Xicale, porque los considera peligrosos.
Sin ningún argumento jurídico, los mantiene en prisión por delitos no graves, por los que podrían salir bajo fianza, al ratificar la formal prisión.
El togado Alejandro León Flores y la Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Rubicelia Pérez, consideran que los “procesados representan un peligro para el orden público e implica un riesgo para la sociedad”.
Josué Xicale, abogado defensor, hijo y hermano de los inculpados, acusó que se le agotaron los argumentos lógico-jurídicos al juez, por lo que resulta notorio que se trata de un castigo político.
Los llamados presos políticos se encuentran internos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Pedro Cholula, desde octubre de 2014.
Fueron detenidos luego de participar en la toma del Palacio Municipal de San Andrés Cholula, como medida de protesta contra el proyecto del Parque Intermunicipal.  
Josué Xicale explicó que se había solicitado la libertad de los Xicale pues se argumentó en la ocasión pasada que aún no quedaba firme el auto de fecha 31 de julio donde se sobreseía los nuevos delitos graves.
Se les acusa de despojo y daño en propiedad ajena doloso, pero ahora que no quedó firme el auto, el juez argumentó la negativa con base en la oposición del Ministerio Público a dejarlos en libertad.
Y señala que en su documento que se le acusa del delito de motín, el cual no es grave y debería darse de inmediato la libertad bajo caución.
La primera ocasión en la que se negó el auto de libertad fue el 27 de julio, cuando la agente del Ministerio Público se opuso a que diera el beneficio de la caución.
Argumentó en esa ocasión que aún subsistían los delitos de despojo en hipótesis de perturbación y daño en propiedad ajena doloso, lo cuales a la larga resultaron sobreseídos.

La irregularidad 

La semana pasada, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) acusó a la PGJ de ensañarse con Adán y Paúl Xicale, presos por protestar por la instalación del llamado Parque de las Siete Culturas al pie de la Pirámide de Cholula.
Adán Xicale es congresista de Morena, por lo que este instituto político tras una orden de su presidente nacional Martín Batres, exigió su libertad.
El consejero nacional de Morena, René Sánchez Galindo, anunció que se presentará una solicitud de información ante la PGJ para que explique los argumentos jurídicos de su proceder.
Indicó que la dependencia a cargo de Víctor Antonio Carrancá Bourget estaría incurriendo en responsabilidades contra los activistas cholultecas.
Adán Xicale y su hijo Paul fueron detenidos la madrugada del 7 de octubre de 2014 durante un plantón permanente que pobladores de San Andrés Cholula instalaron frente a las oficinas del ayuntamiento.
En ese lugar se manifestaban en contra de la expropiación de tierras que conllevaba la construcción del proyecto turístico Parque de las Siete Culturas al pie de la pirámide de Cholula.
El pasado 27 de julio iban a ser liberados por mandato del Poder Judicial federal, pero la PGJ presentó una nueva orden de aprehensión en su contra en la que los acusa del delito de motín, por los mismos hechos por los cuales fueron detenidos en octubre pasado.

El Juzgado Penal de Cholula les dictó el auto de formal prisión pocas horas después, sin embargo los delitos que se les imputaban no son graves, por lo que tendrían que salir bajo fianza.
Sin embargo, Adán y Paul Xicale continúan en prisión, ya que el Ministerio Público alegó ante el juez de Cholula que son un peligro para la sociedad, lo que ratificó este miércoles 12 de agosto.
Señaló que las estrategias del gobierno para impedir la salida de los Xicale no tienen sustento legal, pues han incurrido en actos discriminatorios y han violentado sus derechos humanos al acusarlo por el mismo delito, privándolos de su libertad.
No obstante, indicó que hay un trato distinto, ya que en primera instancia se les está castigando por los mismos hechos, además de que otros detenidos por los mismos delitos ya están libres.
"La Procuraduría actúa diferente utilizando artimañas para evitar la liberación de los Xicale”, señaló al afirmar hay un trato diferenciado sobre los mismos hechos", detalló.
“Está incurriendo en responsabilidad (Víctor Carrancá), por eso exigimos a la Procuraduría nos explique la razón legal por la que no se promovió la consignación de nuevos delitos por los mismos hechos sino hasta que estaban a punto de salir y la razón legal por la que no se les concedió la libertad bajo fianza", finalizó.

El apunte

Eloisa Vivanco Esquivel, secretaria del Comité Directivo Municipal, acusó que los argumentos de la PGJ contra los Xicale se asemejan a la campaña negra que impulsó el PAN a nivel federal durante la elección de 2006 contra Andrés Manuel López Obrador, a quien acusó de ser un peligro para México.
 “Es increíble que la Procuraduría acusara a los Xicale de ser un peligro para la sociedad poblana, ¿por qué son un peligro, por ser luchadores sociales o por formar parte de un movimiento que va creciendo?”