El secretario de Seguridad Pública del Estado (SSP), Jesús Rodríguez Almeida, aseguró que en los próximos días se realizará una gran reestructuración al interior de la Secretaria y que esto será como consecuencia del diagnóstico que en estos momentos están realizando.
En entrevista, Rodríguez Almeida precisó ‎que en los próximos días darán parte de estos cambios, y no se descarta que sean en todos los mandos de la dependencia; incluso, en el área de la Dirección de Centros de Readaptación, en donde se denunció los casos de trata de personas con fines de explotación sexual, aquí está implicada la directora, Jazmín Márquez Rodríguez, así como directivos del Cereso de San Miguel.
‎Con relación al caso de corrupción y ordeña de ductos de Pemex, en los que se vieron envueltos el ahora exsecretario, Facundo Rosas Rosas, así como el exdirector de la Policía Estatal, Marco Antonio Estrada López y el exdirector del desaparecido Grupo de Operaciones Especiales (GOES), Tomás Mendoza Lozano, no dio declaración alguna, pero se dijo respetuoso de las investigaciones que realiza la Procuraduría General de la República y la General del Estado.
“‎Estamos siendo muy respetuosos en la investigación de la PGR y la PGJ, entonces sólo vamos a coadyuvaren cualquiera información que esta nos solicite”, dijo.
‎El nuevo secretario de Seguridad Pública insistió en que el estado de Puebla se encuentra “abajo de la media nacional” en diversos delitos de alto impacto y continuarán con el trabajo para mantener al estado alejado de la ola delictiva.
“Puebla se concibe como un lugar ‎seguro en general y vamos a trabajar para que siga así”, subrayó.


La ley Bala, vigente

El nuevo secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida, contará con la llamada ley Bala, vigente para controlar las manifestaciones, luego que los legisladores locales mandaron la abrogación a la congeladora y por lo tanto sigue vigente en sus términos en los que fue aprobada.
A más de un año de que fue enviada la iniciativa del gobernador para abrogar la citada ley, los legisladores la mantienen sin cambios y será una de las herramientas con las que contará Rodríguez Almeida para intervenir en las manifestaciones.
Fue el 24 de julio cuando el presidente de la Comisión de Gobernación, Eukid Castañón Herrera, anunció que comenzó el análisis de la iniciativa para abrogar la Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza por parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado, mejor conocida como ley Bala; en aquella ocasión aclaró que los diputados tienen la facultad de solo derogar ciertos artículos del documento que sigue vigente.
Castañón Herrera indicó que la propuesta es que se haga una nueva ley, pero existe la posibilidad de hacer una derogación, “es decir de fortalecer la ley”.
El presidente de la Comisión de Gobernación anunció que se dejaría la sesión de la comisión de manera permanente para que en cualquier momento que se requiera se pueda hacer una convocatoria y abordar el tema.
Insistió en que no había una fecha definida para tener listo el documento “tiene que hacerse un proyecto al pleno para no dejar un vacío legal”.
Eukid Castañón Herrera insistió en que no hay que hacer las cosas de manera precipitada “tenemos que tomarnos el tiempo que sea necesario. El asunto de la ley en estos momentos está en la cancha del poder legislativo”.