Tras el triunfo de Ricardo Anaya como presidente del PAN, Myriam Arabián, afirmó que la militancia le exigirá al joven maravilla que cumpla con el compromiso de combatir la corrupción que se ha presentado, como “los moches” que pedían diputados federales.

La panista manifestó que la recomposición al seno de Acción Nacional dependerá del liderazgo que asuma el nuevo líder nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, anteponiendo una lucha frontal en contra de la corrupción, así como a través de la toma de decisiones que de verdad lleven a recomponer a este instituto político.

Myriam Arabián se pronunció porque que se hagan a un lado las “frivolidades”, y reiteró que este proceso debe estar enfocado a combatir la corrupción, puesto que si hay este lacerante problema. “Si hay corrupción, todo pierde sentido, y todo pasa por ello”, dijo.

Cuestionada sobre si apoyará a la nueva dirigencia nacional, citó: “Si no estamos de acuerdo tendríamos que salir de la institución, en este caso bien o mal él ganó, esteremos participando y atendiendo al llamado de Javier Corral desde esta parte del PAN y estar atentos a que se cumpla y se recomponga”.

Reconoció  que es un resultado que ya se esperaba, de todos modos cuando crece la democracia no se puede dejar de actuar o de participar para que sea un partido político y sobre todo el PAN, el cual sus principios establecen que es un partido democrático.

“Ya vimos que quienes están al frente no tienen las mismas creencias, creen que la democracia es la compra de voluntades, mientras nosotros creemos que son libres”.

Sostuvo que seguirá su militancia panista, puesto que Javier Corral está haciendo un llamado interesante a todos, por lo que estará atenta y exigente a Ricardo Anaya Cortés para que cumpla con sus compromisos.

Respecto a los señalamientos de diversos grupos de panistas que aseguran haber percibido diversas irregularidades durante el desarrollo de la contienda interna albiazul, la regidora aceptó que no tiene forma de fundamentar tales hechos, sin embargo de manera irónica ilustró que vio 50 camiones, al menos siete personas pasando lista entre la militancia que estaba formada para emitir su voto.

Añadió “Incluso, dijo, muchas personas llegaron a hablar de compra de votos a cambio de 200 pesos –hecho que escuchó mientras estaba en la fila-.”

“Esto lo ves y de percibe, es un hecho que da muchísima tristeza, puesto que está el hecho de que los mexicanos mientras no entendamos que cuando te pagan 200 pesos o bien una despensa por tu voto, pues ya están vendiendo tu futuro, puesto que ya lo empeñaste y después ya no puedes exigir,”, acusó.

Aclaró que este resultado no significa que los panistas que simpatizan aún con Javier Corral estén derrotados, puesto que solo se trató de una lucha y menos entre aquella militancia panista que considera que a los mexicanos se les debe tratar con dignidad y justicia.

Consideró que si bien cuando llegas a un gobierno, muchas de las decisiones deben estar regidas por las leyes, también lo deber ser por los principios, es decir, por el partido que te llevó al poder.

Al tiempo de sostener que en el caso de Puebla, el resultado de la contienda interna es el resultado de la afiliación masiva que se aprobó en octubre del 2014, Arabián, aceptó que el final de cuentas son personas las que están tomando las decisiones y que deben ser respetadas y seguir adelante.