Tras asegurar que ni se apunta ni se descarta, el legislador federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Armenta Mier, señaló la posibilidad de realizar una consulta a los ciudadanos de su distrito para separarse del cargo y competir por el gobierno de Puebla si su partido se lo solicita.

Aún y cuando refrendó su compromiso de permanecer en su cargo en San Lázaro por los tres años para los que fue electo en los comicios federales del pasado 7 de junio por los habitantes del distrito VII con cabecera en Tepeaca, señaló que hay que valorar lo que pidan los ciudadanos y el propio partido.

Armenta Mier expresó que lo más importante en este momento es lograr que el PRI se fortalezca y aseguró que eso solo se logrará si todos los liderazgos de esta fuerza política cierran filas y trabajan por la unidad.

Al insistirle sobre la posibilidad que se pudiera convertir en el abanderado del PRI para los siguientes comicios respondió que esa es una decisión que le compete a su dirigencia nacional y esta debe tomarse con base en lo que mejor convenga a este instituto político.

Puntualizó “Yo mantengo mi posición y estoy dedicado a trabar para el distrito. No tengo interés de participar. Ese es un tema pero el otro es qué le conviene al PRI para ganar las elecciones y en esa lógica hay que trabajar porque entonces si no hacemos eso estaremos en la lógica de qué me conviene a mí y entonces yo soy más importante que el PRI y entonces estamos incurriendo en esas actitudes que le hacen perder”.

Aclaró que como militante de esta fuerza política debe apegarse a lo que digan sus órganos de dirección y en caso que pudiera él pudiera ser designado primero tendría que consultarlo con los ciudadanos que representa para definir qué es lo que hará.

“Entonces yo tendría que ir a asamblea al distrito de Tepeaca  para pedir autorización y si me autorizan desde mi punto de vista en esa asamblea yo participaría. Pero desde mi punto de vista ese es un caso hipotético. Yo no estoy levantando la mano en esa lógica”, añadió el diputado por Tepeaca.

Sobre la declinación de Blanca Alcalá para competir por la gubernatura de Puebla, dijo que no se pueden privilegiar los proyectos personales sobre los del partido, aunque expresó ser respetuoso de su decisión.

“Considero que los que militamos en el partido nos tenemos que preparar siempre para las competencias y  hay siempre un bien superior. La política es de causas. Si no hay partido no hay proyecto personal. No puedes anteponer  un  proyecto personal a un tema de partido. El partido tiene que prevalecer sobre el bien personal”, concluyó.