Alberto Jiménez Merino, delegado de Sagarpa y exdiputado federal, hizo públicas sus aspiraciones para el 2016, al indicar que si la sociedad se lo pide estará en las boletas electorales, además de señalar que tiene las manos limpias y no hay nada de lo que tenga que avergonzarse.
Durante una reunión organizada por la Asociación de Mujeres Periodistas de Puebla, al ser cuestionado sobre el proceso electoral del próximo año, Jiménez Merino puntualizó: “Si la sociedad lo pide estaré en las boletas electorales de 2016”. No obstante, reconoció que como a todo poblano le gustaría ser gobernador de su estado ya que es un honor servir.
Aclaró que aún no son los tiempos ni ha iniciado el proceso, pero en su caso dijo “me gusta lo mismo la mini, la mediana o la grande”, pero habrá que esperar a que lleguen los tiempos de la convocatoria.
Jiménez Merino aseguró que conforme al entorno que se vive en Puebla hay condiciones para que el Partido Revolucionario Institucional recupere la gubernatura en el 2016; no obstante, indicó que esto solo será posible si los priistas van unidos como sucedió en el 2015 durante la elección federal.

Reconoció que se reunió con la mayoría de quienes han manifestado que tienen aspiraciones para gobernar el estado y únicamente falta tener el encuentro con la senadora Blanca Alcalá Ruiz, pero afirmó que existe una buena relación con sus compañeros de partido.

 

Combatir la pobreza

El ingeniero agrónomo manifestó que hay situaciones que deben atenderse como el combatir la pobreza realmente, “hasta ahora solo se está conteniendo, pero no se logra erradicar”.
Aclaró que esto es una situación no de ahora sino de varios años y hay que trabajar realmente para combatirla.
Comentó que la mejor manera de hacerlo es el fortalecimiento del cambio, realizar un cambio en la política agro industrial, educativa y ambiental.
Advirtió que hay situaciones que no se han tomado en cuenta como el hecho que en los últimos cuarenta años se ha presentado la muerte del 90 por ciento de los peces y acamayas que había en Puebla.
Expresó que en los ríos los peces se han ido acabando y esta es una de las causas por las que se agudiza el problema del hambre en algunas regiones.

Cambios en la educación

Alberto Jiménez Merino se pronunció por un cambio en el modelo educativo ya que actualmente es el 90 por ciento teoría y únicamente el 10 por ciento de práctica, ahora tendría que ser del 50 por ciento teoría y el resto práctica.
Dijo que es la mejor manera de sacar a los profesionistas, ya que mientras en las escuelas rurales les hablan de quebrados y raíz cuadrada, no se les indica de cómo sembrar, cómo apoyar el medio ambiente, el mejorar los cultivos.
Reiteró que hay que adecuarse a las necesidades reales de la población y lograr el desarrollo real.


Rechazo al paternalismo

El especialista se pronunció en contra del paternalismo hacia el campo, al señalar que lo importante es que haya proyectos productivos y estos han funcionado de manera exitosa en los últimos años.
Quien fuera rector de la Universidad de Chapingo comentó que en el año 2000 fueron los primeros en impulsar la agricultura por contrato.
Jiménez Merino manifestó que en el caso de los invernaderos también se ha logrado disparar la producción de diversos productos sin que haya las llamadas prácticas paternalistas.
Señaló que en el caso de la maquinaria en lugar de entregar un equipo a casa uno se pueden tener centros regionales donde se concentren los tractores y se faciliten a los productores.