Para muchos poblanos, el nuevo reglamento de tránsito y movilidad, que aplicará desde el 28 de agosto próximo, es solamente un arma para que los señores de tránsito “tengan ya escrito con qué nos van a robar”

Después de conocer los nuevos cambios autorizados, los poblanos mostraron versiones encontradas sobre el reglamento, porque algunos de ellos, avalaron la medida gubernamental pero otros se opusieron totalmente, porque aseguran que no les sirve de nada, a pesar que es un documento aprobado con el consenso de diferentes sectores sociales y empresariales.
    
Lo cierto, es que para el municipio de Puebla, dentro de 8 días, tendremos nuevas reglas de movilidad urbana, tanto para los automovilistas, como para los peatones, ciclistas y motociclistas.

“No me sirve de nada su reglamento”

José Ricardo Hernández, fue tajante al asegurar que “no me sirve de nada, su reglamento no me sirve, en principio, no ayuda a nadie más que a ellos mismos, se lo he dicho a todo mundo, es un arma más para que los señores de tránsito tengan ya escrito con qué nos van a robar”.

Afirmó que “no nos van a infraccionar, nos van a robar y eso pueden decírselo a quien quiera y verá”, porque los gobernantes usan carros último modelo, pero no se ponen a pensar cuánta gente vive al día.

Molesto, agregó que la autoridad aprueba y exige un seguro, que nadie lo trae, porque no todos pueden pagar 5 mil pesos por él, “ahora no nos vaya a querer cobrar por cada llanta, por cuántas horas estamos estacionados, digo para que se nivele el precio”, ironizó.

El gobernador vive de nosotros

La cantidad de impuestos y sanciones que impone el gobierno, aseguró, son crecientes, por eso, todos se dan cuenta que “el gobernador vive de nosotros, vive de nuestros impuestos y sueldos, nosotros le damos de comer al señor Moreno Valle”.

Por eso, dijo que ese reglamento, “no me sirve”, porque con las nuevas medidas que toma, quiere hacer lo que intentó hacer hace años, “pero hubo quien le paró el alto”.

Dijo que los poblanos tienen claro que el gobernador del Estado, no conoce los problemas reales de la sociedad, “él como vuela en helicóptero, no sabe de las calles, pero ni su troncal, ni su metrobús, ni lo que él hace sirve, pero qué tal se mantiene de nosotros”.

Que las autoridades poblanas, dijo, le digan a la población cuántas veces ha cambiado una llanta, “nunca”, por eso, reveló que el contenido del reglamento se traduce en un cobro excesivo para los automovilistas.

Defienden más a los agentes, que nos ofenden

Por su parte, José Ricardo Hernández, afirmó que resulta lamentable que el nuevo reglamento habla de defender a los agentes de tránsito, “para que ellos ofendan los ciudadanos, los agentes de tránsito cómo nos ofenden”.

Dijo que los policías viales, imponen su placa, su uniforme y su patrulla, “te dicen me tienes que respetar porque soy la ley, pero quién le da de comer a los de tránsito, también nosotros, comen de nosotros, nosotros les pagamos a los señores”.

Por eso, reveló que es momento que se acuerden por qué quitaron a sus jefes, dos altos mandos involucrados en el robo de combustible, “pero eso sí, se uniformaban bien bonito”.

Los peatones también son irresponsables

Elsa Enciso, afirmó que no le parece que las reformas que se hicieron hayan sido las adecuadas, “porque siento que se le da demás prioridad al peatón, está bien que se atienda al peatón, pero también ellos tienen ciertas conductas irresponsables”, dijo.

El reglamento, recordó, dice que primero el peatón, el ciclista y luego los conductores, pero el ejemplo contrario está en la CAPU, “porque los semáforos están en verde y la gente se sigue pasando, entonces si llega a haber un accidente toda la responsabilidad recae en el conductor, aparte que las multas están altísimas”.

Por eso, mencionó que no está de acuerdo con las reformas que se hicieron al reglamento de tránsito, sobre todo, afirmó que le parece preocupante la forma en que protegen a los elementos de tránsito, “creo que nadie debe llegar a las ofensas”, puntualizó.

Evitar un problema, dijo, depende de la educación de la persona, pero ellos incurren en faltas respecto a sus procedimientos hacia las personas porque uno pide la multa, pero lo que ellos realmente quieren es que intentes sobornarlos, “es como un juego de doble moral de ambas partes”.

Que el gobierno arregle primero las calles

Y aunque muchos poblanos desconocen el nuevo reglamento de Tránsito y Movilidad de la ciudad de Puebla, Omar Salas avaló que haya un mejor reglamento y que la ciudad sea más controlada, “para que todos respetemos tanto al peatón como al vehículo”.

Pero además, dijo que es necesario, que se respeten los señalamientos, tanto de parte del conductor como el peatón, “el reglamento es bueno para la sociedad, pero que se aplique”.

Alfredo Pasos, dijo que el nuevo reglamento está mal, porque el gobierno debería arreglar primero las calles y luego los salarios muy bajos, porque no ganamos mucho como para estar pagando multas a cada rato.

Entonces, dijo, deberían ver todos esos problemas, porque nos quieren acabar con foto-multas, nos quieren cobrar por todo, las colegiaturas de los hijos, la comida, “todo sube pero nada baja”.

Dijo que la parte de aplicar multas por ofender a un agente vial, no tiene argumento porque los de Tránsito también ofenden al ciudadano, pero además, todos los poblanos saben que no son los mejores servidores públicos, “el reglamento en general yo lo veo mal”.

En contraparte, Antonio Hernández, avaló totalmente el reglamento, “porque los ciudadanos no obedecemos, porque nos pasamos y la gente se tiene que parar para que pase uno, cuando lo normal es al revés, pero además, a veces vamos a velocidades altas”.

El problema, dijo, es que “las sanciones son muy altas, pero aún así no respetamos, después se quejan por la infracción”, por eso, avaló el nuevo reglamento, aunque pidió que se respete más a la gente, “aparte los de Tránsito son como todos, unos buenos y otros malos”.