Por primera vez en la historia, trabajadores del gobierno del Estado adheridos al llamado Sindicato de Burócratas no recibirán un incremento directo al salario para el siguiente año.
Con la anuencia de la secretaria del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla y Organismos Descentralizados (STSPEP), Rosalía Barranco, no hubo propuesta, mucho menos una pelea para el aumento de ingresos.
En una circular —en poder de Intolerancia Diario— se informa que únicamente habrá incrementos a las prestaciones, que en el mejor de los casos llegará a 1 mil 800 pesos, los que se dividirán en los 12 meses.
El argumento del sindicato a la base trabajadora fue que no se acordó incremento salarial, para que no haya más despidos, y ahora se negociará en años pares y en nones únicamente habrá aumento a prestaciones como es este 2015.
En agosto de 2014, no solo hubo un incremento directo al salario de 4.5 por ciento, sino que hasta para la celebración del 50 aniversario del sindicato, se organizó una comida y se dos rifaron automóviles.
Sin embargo, para este año comenzó una nueva depuración del personal, con el argumento de que no había recursos para pagarles. Se dieron de baja a mil 500 personas, según cálculos extraoficiales, luego de que se ha ocultado la cifra exacta.
Rosalía Barranco es acusada constantemente de no proteger a los burócratas en sus derechos, al aprobar no solo despidos injustificados, sino también maltrato laboral.
En 2011, a los primeros meses de la actual administración hubo un incremento del 4.5% directo al salario; para 2012 el aumento fue de 4.25 y en 2013, se repitió la primera cifra, al igual que en 2014, ahora en 2015 no habrá un solo peso de aumento.


 
Los argumentos

El sindicato informó en la circular número 5 que no hubo incremento al salario para no afectar la permanencia de la base trabajadora y pérdida de algunas prestaciones.
Y explica —como se dijo líneas antes- que no se acordó incremento salarial, al acordarse con las autoridades que solo se negociará en años pares y en nones solo habrá aumento a prestaciones.
“Lo anterior de múltiples pláticas y negociaciones en las que se plantearon diferentes esquemas, en las que estuvo en riesgo la pérdida de alguna prestación…”, se menciona.
Posteriormente, se enumeran cinco prestaciones a las que si hubo incremento, retroactivo al 1 de julio de 2015.
La primera la ayuda de útiles que pasa de 7 mil 560 pesos a 8 mil 467 a pagar en la primera quincena de agosto.
La segunda es el apoyo por el Día del Servidor Público, la cual pasa de 6 mil 435 pesos a 7 mil 14 pesos.
La tercera es el bono por aniversario sindical, el cual aumenta de mil 100 pesos a mil 199 y la cuarta es por el festejo sindical el que incrementa de mil 430 pesos a 1 mil 558 pesos.
La quinta prestación en aumentar es el denominado Premio al Mérito, el cual subió de 1659 pesos a 1 mil 775 pesos.
La sexta prestación con incremento, es el bono de jubilación o pensión que pasa de 25 mil pesos a 28 mil 125 pesos y la séptima se anuncia un incremento a becas escolares.
Además, se acordó que fuera ratificada la clausula séptima del acuerdo salarial 2006, por lo que personal femenino que cumpla 27 años de servicio y masculino con 30 años laborando, se les otorgue la categoría más alta de manera automática.
Asimismo, el seguro de vida se acopla a la realidad monetaria del país, como se acordó desde 2014.
Pero también se anunció que se acordó que el Premio de Puntualidad sea cubierto al personal de base que presente incapacidad médica con independencia del número de días autorizados por el ISSSTEP.
También se anunció que si el día de Las Madres cae en fin de semana, les sea otorgado el viernes anterior como día inhábil y el viernes anterior al día del Padre.
 


Los despidos


El 17 de marzo de 2015 se registraron los primeros despidos de 2015 de en el Consejo de la Cultura y las Artes, donde 120 personas fueron dadas de baja de un día para otro, para junio ya eran más de 1500 personas.
En los primeros dos años de la actual administración (2011-2013), Intolerancia Diario documentó el despido de 12 mil 79 personas de las distintas dependencias.
Pero al firmar dicha renuncia no les dio ninguna liquidación, por lo que quedaron miles en incertidumbre.
Desde hace un par de meses se ofrece por liquidación dos salarios mínimos entre 120 y 130 pesos, por doce días por año, lo que representa alrededor de 1400 pesos por año, más los años de servicio.

 

El rey de los despidos

Intolerancia Diario documentó como el gobierno de Puebla despidió un número de personas equiparable a las dadas de baja en al menos 10 estados de la república mexicana, en los primeros tres meses del 2015.
Lo anterior se comprobó mediante 40 solicitudes de información realizadas por este reportero a 24 Estados de la República y 16 delegaciones del Distrito Federal, donde se aprecia que no hay estrategias de recortar nóminas.