“Yo sí veo miedo, veo mucho miedo, no solamente del partido en el poder, sino de todos los partidos políticos en general, de la partidocracia, yo sí veo un miedo evidente que no quieren dejar el juego o compartir su juego con los ciudadanos”, señaló el activista Luis Soriano.
Lo anterior, señaló, resulta delicado porque al final del día la fuerza de la ciudadanía va a terminar golpeando y presionando a los partidos políticos para que se vuelvan democráticos.
Desde su perspectiva, lo que están haciendo desde el grupo en el poder, es generando una olla exprés sin salida de aire, porque el tema de las candidaturas independientes es una salida de aire y que no haya tanta presión en la misma sociedad, pero lo están viendo al revés, lo están viendo como una cuota de poder.


La locura del 3 por ciento

Luis Soriano considera que exigir el 3 por ciento de firmas del padrón electoral total para que un ciudadano pueda participar como candidato independiente resulta una locura, porque no todos tendrán los recursos para conseguir esa meta.
Recordó que mientras se realizaba el debate de la aprobación a las candidaturas independientes, propuso que la exigencia fuera el 1 por ciento, ni siquiera el dos por ciento que se pide a nivel federal, “lo ideal es el 1 por ciento, porque de por sí es difícil generar las firmas y la apertura a los candidatos”.
Así como se aprobó la reforma político-electoral, dijo Luis Soriano, resulta totalmente inequitativo y es una violación a los derechos humanos y a la libre participación en las campañas, porque para ser candidato de algún partido político no necesitas más requisito que te palomee quien te va a designar.
No obstante, lamentó que para ser candidato independiente necesitas cumplir requisitos casi como si fueras a crear un partido político y eso es ilegitimo y violenta los derechos humanos, porque finalmente todos tienen derecho a votar pero sobre todo tienen derecho a ser votados y no necesariamente a partir de un partido político o de políticos resentido de partidos.
Lo que tiene que existir, dijo, es una participación directa, por lo tanto el tema de ponerles 3 por ciento y que los ciudadanos que firmaron tengan que ratificar que firmaron e ir al instituto a corroborar su firma, “eso evidentemente es con toda la intención que no se abran las candidaturas ciudadanas”.

Crecerá el abstencionismo

El activista poblano aseguró que ante las medidas del Congreso del Estado, avaladas por el titular del Poder Ejecutivo, en las próximas elecciones —en el año 2016— en Puebla seguramente se presentará un alto abstencionismo.
O en todo caso, dijo, la cargada social va a ir a favor del partido que no está en el Congreso del Estado de Puebla actualmente, “porque tenemos todos los partidos pero hay uno sólo que no está en el Congreso y es el que va a decir qué está pasando y qué está mal en Puebla”.
Por eso, dijo que el voto poblano se puede ir a votar a favor de ellos, de Morena, simplemente por el hecho de ser el partido que no votó dicha medida, “porque en Puebla no tenemos izquierdas, no tenemos derechas, no tenemos centros, no tenemos nada, solamente tenemos al morenovallismo y no hay más”.
Por eso, dijo que Morena es una alternativa diferente que se presenta, “y no estoy diciendo que sea la mejor, pero es una alternativa diferente, estos que están votando hoy, lo hacen a favor de una situación que creen los va a perjudicar, si la aprueban, pero les está perjudicando peor por haberla aprobado, porque finalmente la gente se va a ir a votar por una alternativa diferente, de los que no votaron por ellos”.

Candados habla mal de diputados y del gobierno

Poner tantos candados a los candidatos independientes, dijo Luis Soriano, habla mal de los diputados y del titular del ejecutivo del Estado de Puebla, “porque la autoridad busca que los candidatos independientes no lleguen”.
Lo anterior, aclaró, es algo natural porque los partidos políticos están buscando protegerse, “no está bien pero es algo natural, ese lado está mal que hagan esto, porque afecta la democracia”.
Recordó que en Puebla se busca vivir en un estado democrático, donde el gobernador actual surgió de una alianza ciudadana generada para beneficios sociales y que ahora busca todo lo contrario.
El gobierno en el poder, agregó, busca fortalecer la partidocracia, “pero los responsables de eso no son sólo los políticos, también es el ciudadano, porque en Puebla parece que está la fiebre de los candidatos independientes en todo el país”.
La realidad, dijo Luis Soriano, es que Nuevo León y Puebla vivimos circunstancias diferentes, porque los de Puebla todavía no hemos despertado y tan no lo hemos hecho que tuvimos un candidato independiente, por eso también la ciudadanía es responsable de esta situación.