El anuncio de reducir las tarifas del agua potable en el municipio de Puebla hace evidente que el gobernador del Estado, Rafael Moreno Valle, tiene fuertes temores electorales, sentenció el regidor Iván Galindo Castillejos.
    
Dijo que tan grande es su miedo, que ya anunció cambios en la foto-multa y en la estructura financiera del agua.

“Ya se dio cuenta que la manera impositiva en que había estando gobernando el Estado, tuvo su consecuencia en las urnas el pasado 7 de junio”.

Empero, reveló que los ciudadanos no están ciegos “no se chupan el dedo”, porque saben que esa medida es eminentemente electoral “los 4 años autoritarios que hemos padecido todos los poblanos difícilmente se olvidarán” y confió que los poblanos sabrán expresar su descontento en las urnas el próximo año.
    
Cabe mencionar, indicó el regidor, que desde el gobierno del Estado y el Congreso poblano, hubo una oposición total a revisar las tarifas del agua, a pesar de las evidencias sociales por el mal servicio que presenta hasta la fecha, la empresa Agua de Puebla.
    
Empero, la autoridad poblana y los diputados, se han negado tajantemente a regresar a la mesa de debate, el tema de la privatización del agua, que múltiples ocasiones ha pedido derogar la bancada del PRI desde el cabildo municipal.
    
Y ahora resulta, dijo Galindo Castillejos, que en vísperas del año electoral del 2016, el mandatario poblano Rafael Moreno Valle, decide revisar la aplicación de la foto-multa y la estructura financiera del agua.

“Medida que me parece formidable para la sociedad, pero con tintes netamente electoreros del gobierno en turno”.

Medida morenovallista, ofende inteligencia de poblanos
    
Iván Galindo Castillejos, aseguró que la medida anunciada por el mandatario estatal, tiene claros fines electoreros, pero además, , resulta ofensiva para la inteligencia de los poblanos.
    
Y es que, es lamentable, dijo, que hasta después de dos años de abusos, pésimo servicio y cobros excesivos, finalmente se tiene la intención de revisar la estructura tarifaria, “eso es tapar el pozo después de ahogado el niño”.

Entonces, dijo que lo hace, ante un eminente proceso electoral, “nosotros se los dijimos hace un año, impulsar una nueva estructura tarifaria, desde cabildo y el Congreso, pero dijeron que no, que casi estaba escrito sobre piedra”.

Sin embargo reconoció que es una buena decisión la revisión de tarifas y disminución de multas, porque eso beneficia el bolsillo de los habitantes.

Llevamos año y medio pidiendo ese cambio

Explicó que la decisión gubernamental le deja sentimientos encontrados, por un lado satisfacción porque se atiende un legítimo reclamo de la gente, “porque nosotros llevamos un año y medio insistiendo en el mismo tema, en revisar el contrato, algo que hasta hoy no conocemos, de revisar la estructura tarifaria para hacerla más justa y más equitativa, evidentemente da satisfacción la decisión”.

En contra parte, no oculta su sorpresa y su indignación del por qué hasta ahora, que es un año eminentemente electoral y después de perder la elección del pasado 7 de junio, es cuando se toma esta medida.

Por eso, aclaró que lo más importante es seguir impulsando las causas sociales, “como lo hemos hecho desde hace año y medio que tomamos esta responsabilidad en el cabildo”.

Espera que no sea una medida temporal

El regidor del PRI, confió que la medida no sea temporal, “mientras pasan las elecciones… porque ya logramos 50 por ciento de descuento para adultos mayores y pudimos abrir un poco la caja con este beneficio”.

Dijo que esta medida, es un segundo paso y el tercero será echar abajo la concesión ilógica e institucional que se dio en materia de agua potable, “esa es nuestra ruta”, ratificó el regidor, quien dijo que el anuncio era de esperarse, porque era insostenible.

No era posible, concluyó, mantener las cosas como se encontraban, el estado actual de las cosas, debido al gran hartazgo y rechazo social que ha tenido esta administración estatal poblana.