Ante los candados impuestos a las candidaturas independientes, el analista político Alejandro Guillén Reyes, reveló que esa medida y otras tantas controversiales que han sido aprobadas en el congreso local, golpean la imagen del gobernador del Estado de Puebla, Rafael Moreno Valle y del partido en el poder, el PAN.

“Yo no sé si sea miedo, sea desesperación, póngale el sentimiento humano que quieran, pero lo cierto es que se trata de una legislación que busca evitar que haya candidatos independientes, que provengan de los ciudadanos o de algún partido político”, señaló el académico de la UPAEP.

En este debate, dijo que es importante aclarar las figuras, porque no es lo mismo un candidato independiente que un candidato ciudadano, porque el independiente se trata de un personaje que no es apoyado por ningún partido político y que puede provenir de los ciudadanos y el segundo no tiene militancia en ningún partido político pero que es apoyado por algún partido político.
    
En este momento, estamos viendo mucha inconformidad ciudadana, dijo Guillén Reyes, no solamente por la ley recién aprobada, sino por otros tantos asuntos que se vienen acumulando y que lo revelan las calificaciones en las encuestas, es que se ha disminuido la calificación de aprobación y aceptación al gobernador.

Estamos en una situación electoral, aseguró, muy complicada para el mandatario poblano y para el PAN, pero además, esta aprobación de ley, se traduce en un elemento más de inconformidad de ciudadanos que no están de acuerdo con la forma en que se hacen las cosas en Puebla.
    
Una democracia, aclaró el catedrático universitario, no es exclusividad de los partidos políticos, es más bien, de los ciudadanos y si se ponen trabas a esta alternativa, entonces no avanzamos democráticamente.
    
Los requisitos de la ley electoral poblana, dijo, no son los adecuados, porque en todo caso, se tuvo que homologar con la legislación federal.

“Son cosas que pudieron haber hecho los diputados locales para salir más o menos bien librados de esta reforma y no tener la presión ciudadana por una ley que cierra puertas a los independientes”, afirmó.

En Puebla quieren evitar las candidaturas independientes

En el Estado de Puebla, los diferentes órdenes de gobierno y particularmente desde el Congreso poblano, se quiere evitar que haya candidatos independientes, aseguró el analista político de la UPAEP, Alejandro Guillén Reyes.

Dijo que resulta abusivo y absurdo que los ciudadanos poblanos que dieron su firma a favor de un candidato ciudadano, tenga que ratificar ese respaldo ante las autoridades electorales de forma personal.

La ley limita el derecho de los ciudadanos, de participar en procesos electorales, dijo el investigador, lo que por supuesto tendrá costos políticos para quienes la hayan aprobado, “si hay una persona que logre las firmas, automáticamente se vuelve altamente competitivo”, porque se habla de 131 mil firmas.

Obtiene entonces una enorme plataforma para lograr ser competitivo, por lo tanto si se buscó evitar los candidatos independientes, estas disposiciones, al tener esas trabas tan altas, en un supuesto que alguien lo logre, será sumamente competitivo contra los partidos políticos que participen en la siguiente elección, explicó. 
    
Desde su perspectiva, Guillén Reyes, aseguró que llevar a juicio de inconstitucionalidad la ley electoral poblana, en su apartado de candidatos independientes, será muy complicado, porque se acerca a los parámetros que marca la legislación federal.

Sin embargo, dijo que ni la autoridad ejecutiva ni la autoridad legislativa poblana, pueden poner trabas a los candidatos independientes, que son una figura de la democracia moderna mexicana.

Independientes una opción ante mala evaluación de partidos

Los candidatos independientes, dijo el analista político de la UPAEP, se convierten hoy en día, en una verdadera opción, ante la mala evaluación que tienen los partidos políticos, “porque es cierto que están mal evaluados y por eso, los ciudadanos buscan alternativas de participación”.

La ley aprobada por los diputados poblanos, tiene como finalidad elevar las “trancas” para quienes aspiran a ser gobernadores, diputados locales o presidentes municipales, “la ley está llena de trabas, incluso para aquellos que militaban en un partido político”.

Y es que, recordó, tienen un año para renunciar antes de ser candidatos independientes, eso es para que no tengan capacidad de recabar las firmas necesarias para obtener su candidatura”.