Colectivos y académicos de la Universidad Iberoamérica Puebla (UIA) censuraron la aprobación de los candados que impiden las candidaturas independientes y anunciaron un conjunto de acciones para revertir la legislación aprobada –en particular- por 23 votos a favor y 13 en contra el sábado pasado sin incluir las propuestas de los propios ciudadanos.

Entre las acciones que realizarán estos colectivos se encuentran movilizaciones, amparos colectivos en contra de la reforma, una acción de inconstitucionalidad y juicios de protección de los derechos político-electorales. 

Los académicos de la Ibero, Juan Luis Hernández Avendaño y Miguel Calderón Chelius, expusieron que la reforma es un retroceso político que vulnera los derechos de los ciudadanos. 

Los académicos de la universidad jesuita coincidieron en que los diputados del Congreso Local que aprobaron la reforma y los partidos políticos demostraron su temor a las candidaturas independientes en el próximo proceso electoral.

Además de las acciones legales otro sector de los colectivos buscará reunir las firmas que establece la ley para impulsar candidaturas independientes. 

Participaron en la reunión Alberto Merlo, excandidato independiente; Luis Valdéz de Puebla Vigila; Mizrhaim Hernández de Contingente Puebla; el exalcalde de Puebla, Gabriel Hinojosa Rivero; Leobardo Espinoza; el abogado, Luis Soriano; Eduardo Ramírez del Congreso Nacional Ciudadano. Y los académicos Juan Luis Hernández Avendaño y Miguel Calderón Chelius. 

Entre los asistentes que se sumaron a la demanda de las organizaciones se encontraban el excandidato, Ricardo Villa Escalera y el excandidato del PT a la gubernatura de Puebla en el 2010, Armando Etcheverry.

El plan de acción

Beto Merlo, excandidato independiente, enlistó, a nombre de los colectivos un conjunto de acciones para revertir los candados legislativos en contra de los candidatos independientes, acciones jurídicas asesoradas por el Departamento de Ciencias Sociales y Humanidades de la Ibero. 

En primer lugar, los independientes esperarán a la publicación de la convocatoria para elección a gobernador para que una vez aplicadas las normas electorales aprobadas el sábado puedan impugnarlas a través de juicios en defensa de protección derechos político-electorales.

Además, los candidatos independientes convocará a una movilización ciudadana por la vía legal, la cual consiste en un amparo “el cual vamos a compartir a través de redes sociales y páginas de Internet y firmarlo a su nombre”, señaló Merlo. 

Los promotores de las candidaturas independientes promoverán una acción de inconstitucionalidad ante la SCJN. Las instancias a través de las cuáles pueden hacerlo son: a través de un partido político, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos o de una tercera parte de los diputados del Congreso Local. En este caso se necesitan 14 firmas del congreso local. 

El estudiante de Ciencias Políticas de la Ibero, Beto Merlo, afirmó que la aprobación de la ley: “Es un reflejo de la cerrazón y de la paranoia de los grupos de poder en Puebla. Las organizaciones que estamos hoy lo hacemos señalando que la reforma aprobada vuelve imposible la legislación de las candidaturas independientes”

Tenemos que pasar de la queja de café y de las redes sociales a la queja ordenada, expresó Leobardo Espinoza de Puebla Prioridad. 

Espinoza afirmó que los poblanos han sufrido una serie de atropellos y abusos, y que se han tardado en levantar su voz pero que es necesario que lo hagan. 

“Los ciudadanos son vistos como enemigos y se legisla contra los  ciudadanos”, afirmó el maestro en ciencias políticas, Luis Hernández Avendaño. 

El costo político lo deben pagar los partidos políticos que aprobaron la reforma electoral: PAN, PANAL, Pacto Social de Integración y Compromiso por Puebla. 

El abogado Luis Soriano expresó que a pesar de que el Congreso de Puebla aprueba leyes que cumple los requisitos legales, es decir, son presentados por el Ejecutivo, turnados a la cámara y votadas por los diputados, estas leyes carecen de un marco de protección a los derechos humanos dejando a los ciudadanos sin protección alguna lo que ha sucedido con la Ley Bala, la ley del despojo y ahora con la ley en contra de los candidatos independientes. 

El exalcalde de la ciudad de Puebla, Gabriel Hinojosa Rivero, planteó que el Partido Acción Nacional guardó un “silencio vergonzante” ante la aprobación de la reforma electoral que excluye de facto las candidaturas independientes.

Durante la sesión de las preguntas y respuestas, el empresario, Ricardo Villa Escalera, propuso crear un frente de organizaciones que postule un candidato común ciudadano y enfrentar con las “reglas del juego” impuestas por el Congreso local la misión de recabar las firmas, una vez abierto el proceso electoral, para postular a candidatos independientes.

El alumno de la Universidad Iberoamérciana, Beto Merlo, rechazó el planteamiento de Villa Escalera señalando que se estaba en contra de una arbitrariedad del Congreso y que las organizaciones no formaban un frente para postular a un candidato común al gobierno del estado. 

Merlo insistió en que respetaba la autonomía de las organizaciones: “Estamos en contra de las reglas del juego, no a favor pero a cada organización se respeta la autonomía”. 

Daniel Valdéz de la agrupación Puebla Vigila animó a los ciudadanos a participar en las acciones para revertir los candados electorales que impiden la participación de los candidatos independientes.

Pame Tajomar del colectivo Tierra Baldía, quien en la pasada elección a diputado federal, intentó ser candidata independiente le exigió congruencia política a los diputados de Acción Nacional: “Que ya le paren los panistas”, dijo la ecologista.