José Luis Martínez López, actual consejero electoral del estado y aspirante a ocupar un espacio en el Organismo Público Local Electoral, rechazó que este organismo vaya a ser centralista; no obstante, aseguró que con las modificaciones se está dando una certeza de imparcialidad en los procesos electorales que se realizan en los estados.
El aspirante, el cual obtuvo la calificación más alta en el proceso de ensayo presencial a nivel nacional, sostuvo que el nuevo organismo no es centralista y se darán las condiciones que den certeza a los ciudadanos.
Al insistirle sobre el centralismo que advierten analistas políticos, Martínez López declaró: “Lo veo diferente, si analizamos cómo estaban las funciones antes de la gran reforma del 2014 había algunas situaciones que de algún modo se tomaban en el ámbito federal y no central como algunos señalan, como la expedición de la credencial para votar con fotografía es una atribución del Instituto Nacional Electoral”.
Asimismo, señaló que no se puede hablar de tal centralización o de aspectos negativos ya que en materia de resolución de conflictos electorales si bien la ley establecía la esfera de competencia de los órganos locales, también establecía la posibilidad de que las decisiones emitidas por los órganos estatales pudieran ser controvertibles en órganos federales y generalmente así era o es cómo se dirimen los conflictos.
Recordó que el 9 de enero de 2014 en el Instituto Electoral del Estado se celebró una sesión para asignar la representación proporcional  derivada de la elección estatal de 2013 algunos partidos además de él no estuvieron de acuerdo con la asignación que favorecía a la coalición Puebla Unida, a la cual le daban una sobre representación.
Indicó que los sujetos que están facultados para impugnar son los partidos, y estos  lo hicieron en el Tribunal local, mismo que confirmó lo del órgano administrativo electoral, entonces de  se fueron a la instancia federal y ahí en la sala regional del Distrito Federal del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación  revirtió el fallo y se hizo la nueva asignación.
Expresó que es una disposición que está por ley, donde una instancia local no puede estar por encima de lo que marca una federal.
José Luis Martínez indicó que otra de las atribuciones que ya se tomaban primero por el IFE, a partir de 2007, y ahora con el INE era el acceso al radio y televisión ya que no se pueden contratar tiempos en lo particular.
Para el aspirante a consejero, José Luis Martínez López, hay un nuevo esquema de relaciones de colaboración entre una instancia nacional y los órganos locales electorales, y si bien esta puede ser en capacitación electoral, en la insaculación de los ciudadanos, fiscalización de los recursos, esto es favorable.
Comentó que muchas veces los órganos electorales en los estados están limitados en los recursos, como lo es el caso de Puebla, y esa situación pudiera limitar mucho el actuar en lo referente a la operatividad en el órgano electoral.
Señaló que el poder apoyarse en un órgano nacional como lo es el INE permite que los procesos electorales transcurran con mayor transparencia.

Garantiza la imparcialidad

“Lo que viene es mayor imparcialidad, ya que si un candidato a un cargo de elección popular se excede en el gasto de campaña, la sanción que va a tener es la anulación de la elección, o de los resultados, situación que ya no se determina en la instancia local, sino que va a la nacional”, refirió el consejero.

José Luis Martínez señaló que lo que puede esperar la ciudadanía a partir del 1 de noviembre, fecha cuando el Organismo Público Local Electoral esté instaurado, es que los consejeros que estén en dicho órgano, así como todo el personal que trabaje ahí van a realizar sus tareas con la mejor disposición.