La inequidad en la participación para ser candidato independiente e s notable cuando se refiere a los recursos a los que puede acceder el candidato, señala la politóloga del ITESM, Maribel Flores Sánchez.

La politóloga del Instituto Tecnológico de Monterrey, Maribel Flores Sánchez, afirmó que las condiciones establecidas en la reforma electoral recientemente aprobada generan condiciones de inequidad:

“La lista nominal de electores, debe obtener el 3 por ciento de votos, de no ser así se cancelaría la candidatura. Y debido a tal desigualdad los ciudadanos están buscando que baje la cuota a un dos por ciento de votos, con el propósito de que exista un mayor nivel de competencia”.

En el caso de Puebla, recordó Flores Sánchez, un candidato a gobernador debería recabar 130 mil firmas en un lapso de 120 días.

Esquema, sin duda, inequitativo, para obtener mayores simpatizantes, financiamiento. Este modelo, explicó la politóloga del ITESM produce desigualdad en condiciones de participación democrática.

La regulación mexicana establecía que la forma de participar políticamente en el país es por medio de un instituto político es decir, a través de un partido. Con la reforma política se abre la oportunidad para que los candidatos independientes puedan surgir de la sociedad, recordó Flores Sánchez

Pero las condiciones de inequidad son visibles ya que el tope máximo de gastos para un candidato independiente es de tan sólo 112 mil 37 pesos, es decir obtienen el 10 por ciento de lo que otros partidos cuentan para campañas electorales, expresó la politóloga.

Crecen la participación ciudadana pero Congreso la inhibe

“Las candidaturas independientes son consecuencia de una gran demanda ciudadana que se ha concentrado en movimientos impulsados por la inconformidad y falta de democracia política en el país”, fueron las palabras de Maribel Flores Sánchez catedrática del departamento de relaciones internacionales del Tecnológico de Monterrey en Puebla.

Bajo el panorama que hoy muestra el gobierno de injusticia e inequidad, las candidaturas independientes trabajan para satisfacer las demandas de la sociedad civil, con el propósito de considerar que el ciudadano tiene derecho, garantías y la posibilidad de ser representados éticamente.

“Debe de ser justo y equitativo en términos de recursos, tiempos y porcentajes que se exigen para que se pueda constituir una candidatura independiente con determinado número de ciudadanos. Difícilmente, los partidos políticos aprobaran aquellas medidas que le faciliten al ciudadano optar a una candidatura independiente en el momento de elegir un gobernador, presidente o diputado“, comentó.

Lo que ocurre en Puebla es que los partidos están poniendo barreras a las candidaturas independientes con restricción en la regulación y más que preocuparse por ello, los legisladores deberían preocuparse por su función que es legislar y estableces reglamentos que muestren una competencia leal.

La catedrática por su parte comentó, que los partidos políticos deben reformular sus planteamientos y propuestas para que se consideren viables. “Los partidos tendrían que primero trabajar al interior de ellos, como plantear una renovación interna, su propia estructura orgánica y obviamente analizar a los otros factores políticos como lo son los candidatos independientes”, dijo Flores Sánchez.

La politóloga advirtió que la sociedad ya está cansada de los partidos políticos: “Hay una desconfianza en la sociedad, hay un hartazgo, una falta de credibilidad e interés, ya no le interesa votar, las candidaturas pueden ayudar a refrescar el sistema de competencia política y a que el ciudadano tenga mayores incentivos para acudir a votar”.

Flores Sánchez consideró que con las actuales reglas del juego se restringe la participación ciudadana inhibiendo los mecanismos democráticos y de contrapeso: “Si fuera menos rígida la regulación en materia de competencia para los independientes, los mismos partidos podrían ayudarse para poder renovarse internamente, entonces la competencia electoral cambiaria. No puede cambiar si hay mayores dificultades y si los jugadores y problemas siguen siendo los mismos”.

Para la politóloga del ITESM una medida urgente que deberá tomar legisladores – en su papel de discusión y aprobación de las leyes electorales- y los propios consejeros electorales que entrarán en funciones será “será revisar que reformas se necesitan modificar a la regulación actual en materia electoral. En una realidad que el modelo de comunicación política, el modelo de financiamiento de partidos políticos y el esquema que existe en las candidaturas independientes no es igual, y no es equitativo”.