Aunque ya se conoce que Paulina Camargo Limón, de 19 años de edad, con 18 semanas de embarazo, fue golpeada y estrangulada por su pareja sentimental José Maria Sosa Álvarez (a) "chema", después mutilada y ya en varias bolsas de basura negras abandonada en un contenedor de basura de La Margarita, hasta el momento sus restos no aparecen.

Desde el medio día del domingo binomios tanto de Bomberos como de Protección Civil Municipal, así como personal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), iniciaron en una área del Relleno Sanitario de Chiltepeque, la búsqueda de los restos de Paulina, que no aparecieron.

Se presume que al día ingresan al relleno sanitario más de 100 camiones que cada uno contiene 10 toneladas de basura, lo que significa unas mil toneladas al día, tomando en cuenta que Paulina tiene 5 días de desaparecida entonces estaría sepultada en unas 5 mil toneladas de desperdicio.

Ayer antes de oscurecer se abandonó el primer día de búsqueda. Se pr‎esume que este lunes la búsqueda continúe con equipo especial para remover basura, aunque no existe la posibilidad de hallarla completa ante el hecho de que José Maria la descuartizó y la colocó en varias bolsas.

Así las cosas José María Sosa ya se encuentra interno en el Cereso de San Miguel en espera que se le resuelva su situación legal y la Procuraduría General de Justicia (PGJ), aun investiga a Arturo Villegas Valencia, amigo directo de José María, quien pudo haber sido cómplice del violento crimen.

Pese a que la PGJ desde que se conoció la desaparición de Paulina y hasta este momento no ha dado una sola información, se sabe que para que el Ministerio Público consignara a José María, estudiante de mecatronica, fue determinante un video tomado por una cámara del CERI, donde se observa a Paulina y José María cuando abordaron un taxi el pasado martes que desapareció.

Luego se supo que éste los llevo al departamento 2, del edificio C-2, de la Plaza Jesús María, en La Margarita, donde la golpeó, luego la estranguló y finalmente mutiló para poder sacar los restos sin que los vecinos se dieran cuenta.

Estas bolsas con restos humanos pasaron del contenedor al camión de la basura y de ahí al relleno sanitario, donde día a día quedaron bajo unas 5 mil toneladas de basura.

José María fue sometido a cerca de 4 días de interrogatorio donde cayó en diversas contradicciones, hasta que terminó por confesar que la mató porque no quería abortar al bebé que ella estaba esperando y del cual era padre.

Se dijo que José María esta acusado de femicidio y otros delitos y que estos deben fortalecerse con el hallazgo de los restos de la desafortunada joven mujer.

Sus últimos tuits