Más del 50 por ciento de las personas de la tercera edad del municipio de Tecamachalco se encuentran en la marginación, pobreza y hasta en el abandono por parte de sus familiares, reveló la presidenta del Sistema Municipal DIF, Guadalupe González Martínez.

Luego del festejo organizado por el ayuntamiento a través del SMDIF, con motivo del Día del Abuelo, en donde además se hizo una entrega masiva de aparatos ortopédicos, González Martínez explicó que aunque no se tiene un registro que indique el número real de las personas de la tercera edad que se encuentran en el abandono, se calcula que el 50 por ciento se encuentra en una situación vulnerable.

Señaló que los abuelitos que acuden a la Estancia de Día o Casa del Abue no viven en esa situación; sin embargo, a la dependencia del DIF Municipal que encabeza han llegado casos o el reporte de abuelitos que se encuentran en el abandono.

“Es difícil que los abuelitos vayan a acusar a sus hijos o familiares que los tienen en el abandono, muchos de ellos no cuenta ni con el dinero para el transporte para acudir al DIF Municipal o a la Estancia de Día para recibir atención médica o alimentos, otros más se encuentran enfermos e imposibilitados de caminar. Todos ellos viven en el olvido por parte de sus hijos, quienes ya hicieron sus vidas y no se preocupan por ellos”, expuso.

Ante esta situación, aseguró que el DIF Municipal a su cargo realiza visitas domiciliarias para llevarles despensas a los abuelitos, así como el servicio médico, medicamentos e incluso, personal del SMDIF se ha acercado a los familiares para que, al menos, se comprometan a que sus abuelitos reciban alimentación.

En este contexto, González Martínez llamó a la ciudadanía en general para que, en caso de que conozca algún caso de abuelitos que se encuentren viviendo en el abandono y pobreza, llamen o reporten al SMDIF (01) 249 422 04 92 para que personal de la dependencia acuda a brindar ayuda.

Cabe mencionar que entre los servicios que ofrece el SMDIF de Tecamachalco están alimentación, médico, psicológico, clases de repostería, música, bailes y manualidades.

“Hago un llamado especial a los hijos para que se hagan responsables de sus padres, ya que antes de tener pareja tuvieron padres y es inhumano que los dejen a su suerte, en el abandono y la pobreza”, finalizó.