El Secretario de Administración del ayuntamiento de la ciudad, Rafael Ruiz Cordero, aseguró que el gobierno capitalino, se encuentra en un proceso de deschatarrización y desincorporación de vehículos, con lo que tienen proyectado ahorrar hasta 33 millones de pesos.
    
Con esa decisión, aclaró, tendrán un ahorro importante en gasto de gasolina y de mantenimiento de ese parque vehicular.
    
La medida anterior, dijo, es porque saben que viene un año de austeridad, por lo que deben tomar las medidas correspondientes, para evitar realizar gastos y desembolsos innecesarios.
    
El funcionario del gobierno de la ciudad, aseveró que por la venta de una parte importante de los 130 vehículos que se retiraron, la comuna logró cerca de 2.5 millones de pesos, “solamente por la venta de esos automóviles, no se vendieron todos, pero se logró vender 78 en total y nos quedaron unos 52”.
    
El Secretario de Administración del gobierno municipal, aseguró que todavía no saben cuántos automóviles faltan por retirar de la circulación, por eso, dijo que desde su dependencia realizarán una revisión minuciosa, basada en ciertos criterios que tienen al interior del gobierno capitalino.
    
Es decir, reveló que un vehículo que llegue al 50 por ciento de gasto en mantenimiento, relacionado con el costo comercial ya no procede la circulación, es decir, “si un Chevy que cuesta en el mercado unos 60 mil pesos, por ser modelo 2009 y ya se gastó 30 mil en el mantenimiento, lo sacamos de circulación, ese es el procedimiento”.

Cabildo mandató deschatarrización
    
Recordó que fue el cabildo municipal, el que autorizó una deschatarrización al interior del ayuntamiento, por eso, dijo que muchos de esos automóviles retirados, están en proceso la tramitación para su venta.
    
Pero además, aseguró que también se retiraron parte de los vehículos que estaban bajo el servicio de los servidores públicos de mando medio, “con qué propósito, pues que en épocas de austeridad pensar que no es aceptable que los servidores públicos de mando medio tengan esa prestación”.
    
Rafael Ruiz Cordero, reconoció que el ayuntamiento está buscando generar la mayor cantidad de ahorro posible, pero además, busca optimizar los recursos para hacer frente a las situaciones presupuestales que nos impone la situación económica del país.
    
El Secretario de Administración, recordó “estamos hablando en un primer momento de 130 vehículos que estaban al servicio personal de los servidores públicos de mando medio y que terminaron con la desincorporación y enajenación de la chatarra, que ya prácticamente tienen consolidada para después pasar a un siguiente proceso”.
    
Recordó que ya se vendió una parte de esos automóviles y la decisión del cabildo fue que se enajenarán a los servidores públicos del ayuntamiento, “son los que los conocen y saben qué les anda fallando y si vale la pena comprarlos o no, en el mercado”.
    
Dijo que de esos 130 vehículos, aproximadamente, no se vendieron 52, los demás sí, “con esto les quiero decir que los vehículos no necesariamente estaban en buenas condiciones”.