Pese al silencio del Poder Judicial y de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), trascendió que el juez tercero de lo penal, Francisco Martínez Castillo, dictó un auto de formal prisión en contra de José María Sosa Álvarez, como presunto responsable por el delito de falsedad en declaraciones judiciales, y le negó la libertad mediante el pago de una fianza, dejándole un término de 72 horas para poder inconformarse.
José María, (a) “Chema”, fue informado, desde la rejilla de prácticas del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, de que quedaría formalmente detenido tras haber rendido al menos tres declaraciones donde cayó en contradicciones para explicar el paradero de Paulina Camargo Limón, desaparecida desde el 25 de agosto.
El sospechoso de dar declaraciones falsas ante un autoridad habría declarado que en el interior de su departamento, ubicado en Plaza de Jesús María, Edificio C-2, interior 2, de la unidad habitacional La Margarita, había asesinado a Paulina, de 18 años de edad, con 18 semanas de embarazo, para luego meterla en bolsas de basura negras y tirarlas en el contenedor de basura cercano al edificio donde vive.
Que al salir del consultorio médico, donde acudió con Paulina y los padres de ésta, en Circuito Interior Juan Pablo II y la 18 Sur, les pidió que le dejaran a su novia para llevarla a tomar un café y platicar, pero en lugar de esto la llevó a su departamento a bordo de un taxi, donde la asesinó.
Esta versión estaría siendo confirmada en parte por una cámara de video del CERI, donde se ve a la pareja abordar el taxi. La otra declaración fue que cuando salieron de ver al médico se quedó platicando con Paulina y después la subió a un taxi Jetta A-6, para que la llevara a su casa, sin saber más de ella. La tercera declaración es que la llevó a su departamento, estuvieron platicando desde las 18 a las 20 horas del martes y luego la joven se fue sola a su casa.
José María Sosa Álvarez fue consignado al juez tercero de lo penal a las 10 horas del sábado 29 de agosto, ingresando al Cereso de San Miguel, sin reportar al médico del lugar si presentaba alguna dolencia o lesión que haya sufrido en su detención e interrogatorio.
Al momento de rendir su declaración preparatoria se reservó el derecho a declarar por lo que hace a la desaparición de Paola, y lo que declaró ante el Ministerio Público y sólo pidió el beneficio de la libertad causional, considerando que el delito de falsedad en declaraciones judiciales no es grave.

“No es feminicidio”, dice el procurador


El procurador general del estado, Víctor Carrancá Bourget, se negó a reconocer como feminicidio la muerte de Paulina Camargo Limón. Contrario a ello, Gabriela Cortés, de la asociación civil El Taller, aseguró que evidentemente se trata de un feminicidio y contabilizó que durante los años 2013 y 2014, en el estado de Puebla, se tienen registrados 110 casos.
Ante eso, el funcionario del gobierno poblano aseguró que no es necesario emitir la alerta de género en el estado de Puebla. “Puebla es uno de los estados que se mantiene con un índice muy por debajo de la media nacional en el tema”.
Pero no proporcionó el dato sobre los feminicidios presentados en la entidad poblana. “El dato se lo vamos a proporcionar en su momento, yo ya le pedí a Comunicación Social que les dé las estadísticas que tenemos a partir que se tipificó el delito en el estado de Puebla”.
El problema, reveló Carrancá Bourget, es que muchas veces se confunde y todo homicidio de mujer se cataloga como feminicidio, cuando no es así. “Hay que ser muy claros, porque el feminicidio es un tipo penal específico con características específicas, y sólo cuando se demuestran los extremos que establece el propio tipo penal podemos hablar del delito de feminicidio”, apuntó.


Libre, segundo detenido por falsear declaraciones


En el caso de Arturo Villegas Valencia, detenido por el caso Paulina y consignado a la juez quinto de lo penal, Olga Margot Cortes León, obtuvo la noche del martes su libertad precautoria, tras exhibir 65 mil pesos como fianza.

 

Renuncia la abogada


Marisol Montes Baro renunció al caso del feminicidio de Paulina Camargo, quien fuera presuntamente estrangulada por su novio, José María Sosa Álvarez, el pasado 25 de agosto, después de un acuerdo respetuoso entre ambas partes. Pero aclaró que dejó encauzado el proceso para que pueda resolverse favorablemente.
En conferencia de prensa en el Royalty, la abogada destacó que la familia no quiere la presencia de los medios de comunicación en el caso de la joven embarazada.
Marisol Montes informó que este lunes el conductor del taxi que abordaron los jóvenes el día de la desaparición de Paulina Camargo ya rindió su declaración en la PGJ.