Frenar la posible comercialización de lotes en la Unidad Habitacional La Margarita, pidieron vecinos de la colonia, sobre todo detener la posible venta de la manzana 42, debido a que la inmobiliaria Century 21 recientemente colocó publicidad que podría derivar en la comercialización de lotes.
    
René Sánchez Galindo, representante legal de los inconformes, indicó que la unidad habitacional, tiene iniciada la primera demanda de acción colectiva en Puebla, que conforman 6 mil co-propietarios de 440 mil metros cuadrados de áreas comunes que incluyen locales comerciales y distintos predios, entre los que destaca el terreno “manzana 36”, en el que se pretendía construir un Walmart.

Comentó que a más de un año de distancia, los vecinos involucrados  no han logrado continuar con el juicio que emprendieron para proteger  el predio en el que desde hace varios años se pretende la edificación de un Walmart.

Dijo que hace más de un año, la Juez Federal Primero de Distrito suspendió toda actividad del centro comercial, toda actividad del Infonavit y toda actividad de cualquier tercero, incluido el consorcio Walmart, hasta que se resuelva el juicio de acción colectiva.

Señaló que la juez encargada del caso pidió hace 15 meses, que las medidas precautorias fueran anotadas en el Registro Público de la Propiedad, sin embargo, para ello se requería que el gobierno municipal o el Infonavit, brindará el número oficial de la manzana en discordia.

Empero, reveló que los documentos solicitados no han sido entregados, porque presuntamente no existen, sin embargo dijo que mantendrán la organización social, para frenar cualquier tipo de invasión a la Unidad Habitacional.

Narcomenudeo, comercio informal e inseguridad en La Margarita

El comercio informal y la inseguridad son el lastre de la actualidad para los vecinos de la Unidad Habitacional La Margarita, porque todos los días tienen que enfrentar esas problemáticas sociales, a pesar de la promesa de las autoridades para erradicarlas.

En rueda de prensa, vecinos de esa unidad habitacional, ubicada al suroriente de la capital poblana, denunciaron la instalación desmedida de comerciantes informales en la zona, donde los líderes de diferentes organizaciones, pelean por los espacios en las calles, afuera del Hospital Regional y en los alrededores de las escuelas.

Guillermo Espinosa Trejo, reveló que de manera paralela, la delincuencia se presenta en aumento, sobre todo el problema de robo a casa habitación, que ya es una constante en la colonia, que es uno de los centros urbanos más grandes del municipio.

De manera paralela, reveló que dentro de los hechos delictivos, también destaca el robo a transeúntes, que no solamente se presentan por las noches, sino que las 24 horas del día, en perjuicio de los vecinos, de los comerciantes y de los visitantes de La Margarita.

Los vecinos organizados, aseguraron que la preocupación de los habitantes de esa colonia, es creciente, porque además del comercio ambulante y la inseguridad, ahora también se encuentra arraigada la venta de drogas y estupefacientes, que afecta directamente la salud de los poblanos, sobre todo de los jóvenes y menores de edad, que son presas fáciles de esos hechos.

La venta y como consecuencia, el consumo de drogas, aseguró Espinosa Trejo, se percibe en todas las calles de la Unidad Habitacional, por lo que reiteraron su llamado a las autoridades de gobierno, para que intervengan y coadyuven en la solución de las diferentes problemáticas que presentan.

Contabilizan 200 ambulantes

Guillermo Espinosa, aseguró que en el problema del comercio ambulante en La Margarita, consideran que en la actualidad, existen cerca de 200 comerciantes informales en la zona, quienes además, generan otro problema, porque por las tardes en que se retiran, dejan montoneras de basura y las calles quedan sucias.

Reveló que tan grande y creciente es el problema del comercio informal en La Margarita, que el mercado de la Unidad Habitacional, está a punto de la quiebra, porque es tanto el ambulantaje que los vecinos ya no van al mercado y optan por comprar con los informales.

“Tenemos mucho tiempo con este problema, pero los vecinos ya acordamos que no nos vamos a doblar y no nos vamos a cansar, por eso, vamos a seguir luchando para tener una zona digna, como merecen nuestros hijos, que todos los días viven la problemática”, afirmó en rueda de prensa.

Aseguró que la experiencia que tienen en la cotidianidad, les indica que la mayoría de los vendedores ambulantes, están adheridos a la organización Doroteo Arango y a la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre.