A un año de que inició el conflicto por la construcción del parque de las siete culturas en los alrededores de la pirámide de Cholula, el saldo ha sido de dos detenidos y al menos diez órdenes de aprehensión.

Justo hace un año exacto, el 2 de septiembre de 2014, el presidente municipal de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, dio un albazo a los inconformes con las expropiaciones.

Aquel día en una reunión extraordinaria urgente y a puerta cerrada, el cabildo aprobó la creación del Parque de las 7 Culturas.

Fuentes extraoficiales, señalaron que el mandatario estatal recibió la orden de Casa Puebla de hacer el cabildo extraordinario por la tarde de este martes, para que se apruebe el proyecto del gobierno estatal.

Debido a este proyecto de construir un parque temático en la zona, se habían expropiado terrenos ubicados alrededor de la pirámide de Cholula, lo que ha generado inconformidad de manifestantes.
 
El albazo

Un día antes, el 1 de septiembre de 2014 los inconformes salieron satisfechos de que el presidente Leoncio Paisano y 15 regidores, así como el Síndico, firmara un acuerdo para echar atrás el proyecto morenovallista para el 9 de septiembre del año pasado.

Sin embargo, sin previo aviso, realizó la sesión extraordinaria de cabildo, donde los mismos regidores que se habían comprometido a echar abajo la creación del llamado Parque de las 7 Culturas, lo volvieron a aprobar, como lo comprueba el acta en poder de Intolerancia Diario.

“Se ratifica en todos sus términos por este honorable cabildo del ayuntamiento del municipio de San Andrés Cholula, Puebla, el decreto expropiatorio emitido por esta autoridad con fecha veintidós de agosto de dos mil catorce y en consecuencia la causa de utilidad pública.

En un escrito que firmó el edil por la mañana del mismo lunes, junto con sus quince regidores del ayuntamiento sanandreseño, había prometido que realizará un cabildo abierto para que se echen abajo dicho proyecto, emprendido.

El acuerdo constaba de tres puntos, el primero de ellos se detalla: “El 9 de septiembre próximo, a las 12 horas, se celebrará la sesión de cabildo público abierto en donde se acuerde por el Ayuntamiento que dejará sin efecto el proyecto denominado parque de las siete culturas”.
En el segundo punto se especifica que se informará a la ciudadanía como a juntas auxiliares y organizaciones no gubernamentales interesadas en el tema.
En el tercer punto se pide que se informe al poder Ejecutivo Estatal la disposición general que acordaron con la ciudadanía, por lo que deberá la comuna pedir al gobierno de Puebla se abstenga de ejecutar el proyecto.

La firma principal en la que aceptan el compromiso es la del edil Leoncio Paisano, seguida del regidor de Gobernación, Fausto Rojas Romero, así como otros diez regidores, además del síndico municipal.
 
La promesa

Al inicio de aquella semana Leoncio Paisano, luego de que fue encarado y acorralado por los vecinos inconformes, firmó un acta en la que se había comprometido a rechazar el proyecto del Parque de las Siete Culturas, luego de que manifestantes lo acorralaran.

En el escrito que firmó en hojas membretadas de la comuna, junto con sus quince regidores del ayuntamiento sanandreseño, prometió que realizará un cabildo abierto para que se echen abajo dicho proyecto, emprendido.

Este cabildo se realizaría el próximo 9 de septiembre de 2014 a las 12 horas, pero nunca llegó, faltó a su palabra.

La reunión donde fue acorralado duró de cerca de tres horas en la que alrededor de una centena de pobladores, entre ellos las personas que les expropiaron predios, dialogaron con las autoridades municipales.

Los quejosos encararon al munícipe a temprana de este lunes, justo cuando colocaba los bandos de los festejos del mes patrio, incluso solo colocó dos al interrumpir el acto ante la presión de los pobladores.

Como medida de la presión se exigió que las autoridades municipales renuncien a la construcción del proyecto junto al sitio arqueológico de la pirámide de Cholula.

La discusión se realizó en el auditorio municipal donde los vecinos que rechazan el proyecto de expropiación de tierras a gritos y consignas contra autoridades tanto estatales como municipales.

En medio de empujones y los gritos en contra de la obra, el presidente municipal finalmente les presentó un video que muestra los cambios que vivirá la zona, el que rechazaron tras asegurar que va contra la historia de la zona arqueológica.

Por lo tanto, ante la presión, al edil, junto a sus autoridades municipales no les quedó de otra que formar el escrito, una copia en poder de Intolerancia Diario donde se comprometen echar abajo el proyecto por parte del ayuntamiento.

La firma principal en la que aceptan el compromiso es la del edil Leoncio Paisano, seguida del regidor de Gobernación, Fausto Rojas Romero, así como otros diez regidores, además del síndico municipal.

Después les dio el albazo.
 
Las expropiaciones

Una semana anterior, el 26 de agosto de 2014, el ayuntamiento de San Andrés Cholula, expropió 17 predios alrededor de la pirámide famosa internacionalmente, donde se piensa construir un parque.

Fue así como abogados llegaron acompañados de elementos de la Policía Estatal para enrejar todas las propiedades de decenas de personas, sin embargo gracias a un movimiento ciudadano, se quitaron las mallas por la fuerza y se evitó que tomaran posesión las autoridades.

Incluso el gobernador Rafael Moreno Valle, deslindó a su administración de dichas expropiaciones, al señalar que fueron promovidas por los ayuntamientos de San Pedro Y San Andrés Cholula.
 
Religión y actividades

Señalan que el estudio presentado en la declaratoria “Memoria descriptiva del proyecto, apartado 5.3”, afirma que del predio de 8.52 hectáreas, en su mayoría no tienen uso actual, lo que afirman es falso.

“En este caso, pertenecemos al sector primario de la economía de la zona, al embellecer la panorámica de la zona arqueológica y ha sido así por siempre.

“El único terreno desocupado o no cultivado, es el que se encuentra del lado poniente de la calle 8 Sur, entre las calles 9 y 11 Oriente, es utilizado como cancha de futbol y carreras de caballos, lo que en el estudio se define como jardines son cultivos de pasto para la venta”.

Al final de este apartado se habla de un terreno abandonado y cuya superficie  se utiliza como basurero comunal, pero se debe a la deficiencia de los servicios de limpia y se trata de una servidumbre o camino, no de un terreno, afirman.

Señalaron además que construir un foro al aire libre no es viable por la cercanía de la pirámide, debido al exceso de ruido de los decibeles elevados de los sonidos que utilizarán en la zona.

“En cuanto a las actividades religiosas es absolutamente falso y fuera de contexto, porque estas se han desarrollado en lo lugares construidos exprofeso, como lo son los templos de las iglesias y sus atrios de los diez barrios”.

“Igual sucede con las fiestas religiosas del centro de la ciudad (…) concluyendo que quien realizó el estudio no es oriundo de la ciudad ni conoce nada de Cholula, restándole valor a su trabajo”, dice el escrito.