Que hayan mandado a la congeladora el punto de acuerdo para aprobar la alerta de violencia de género en el Estado de Puebla, demuestra que la mayoría de los diputados convierten al Congreso del Estado en un ente político y no en un poder que está al servicio del pueblo, afirmó el regidor del PRI, Iván Galindo Castillejos.
    
Los diputados, dijo, mandan un mal mensaje con esa decisión, porque se niegan a entrarle al tema de la violencia en contra de las mujeres, lo anterior, después del presunto asesinato de una joven embarazada, de manos de su ex pareja.
    
Lamentó que desde la casa del pueblo pongan lo político sobre lo social, lo que implica que los ciudadanos sigan viendo al Congreso como un ente de disputa política, de botín político, en lugar de ser un verdadero órgano de representación ciudadana.

“Yo creo que eso es lo que pierden de vista nuestros diputados, que deben tener claro que no son representantes de partidos políticos, sino son representantes de la sociedad, porque si bien es cierto que accedieron a ser diputados impulsados por algún partido político, al llegar al cargo se convierten en representantes populares”.

Por eso, dijo que nuestra democracia está al revés, está diseñada de esa manera, nuestra democracia y así viene en la Constitución, es representativa y a los legisladores se les paga por representar la decisión de la gente, dijo.
    
Por eso, aseguró que si la gente lo que está comentando es el tema de preocupación actual, como son los feminicidios y lo que la gente quiere es que los diputados le entren al tema, “yo no sé por qué lo rehúyen, porque actúan como representantes de partidos políticos y no de la sociedad”.
    
El Congreso del Estado, dijo, manda una mala señal social, “definitivamente”, pero además, se equivoca nuevamente con sus declaraciones, porque no se espera que atienda sólo los temas de coyuntura, para no ser un cacha balones, pero sí se trata de atender o escuchar los reclamos de la gente por temas de la actualidad, como los asesinatos de mujeres.
    
Por eso, el regidor priista dijo que el Congreso del Estado tiene que hacer su chamba y entre ellas está la urgencia de replantear las penas y las sanciones ante este tipo de actos atroces, llamados feminicidios.
    
Dentro de los argumentos para mandar a la congeladora la propuesta de la diputada Geraldine González Cervantes, dijo “escuché algunas voces de los legisladores que decían que con elevar las penas no se reduce, pues no tiene que ser una política aislada, tiene que ser un conjunto de medidas integrales”, donde todos hagan su parte, los ayuntamientos, los diferentes órdenes de gobierno y los propios diputados.
    
Los legisladores, dijo Galindo Castillejos, no perdían nada con entrarle al tema y al contrario era mandar un buen mensaje a la ciudadanía de querer entrarle al tema, que es un tema prioritario, que es un tema que nos preocupa y nos indigna a todos.

Empero, reveló que al no entrarle, mandan un mensaje de que no les importa, que no quieren tratar un tema prioritario y que tienen en la agenda legislativa otros temas que atender, “ese fue el mensaje que mandó el Congreso y creo que es lamentable, creo que sí, tendrían que replantear el asunto y analizar en las comisiones y presentar a los ciudadanos una propuesta de solución”.

Llevar al cabildo el tema de la violencia de género

El todavía coordinador de la fracción PRI-Verde en el cabildo, dijo que existen todas las condiciones para llevar el terma de la violencia de Género, al seno del cabildo.

Y es que, aseguró, con ello abonan para concientizar y fortalecer las políticas de equidad de género y el respeto entre géneros, por eso, todos los esfuerzos van a ser bienvenidos, “y ningún esfuerzo sale sobrando”.

Lo que queda claro, aseguró, es que el asesinato de Paulina Camargo causa indignación en la sociedad, por eso, dijo que cada ente de gobierno y ente público tiene que hacer la parte que les corresponde.

Dijo que los ayuntamientos, al ser el gobierno más próximo con los ciudadanos, al ser el contacto más próximo con los ciudadanos, tienen que fortalecer las políticas enfocadas al fortalecimiento de la sociedad, desde instituciones como Desarrollo Social y el DIF, se tienen que fortalecer los programas y contenidos para esta finalidad, que es aumentar los valores y los principios.