Los senadores poblanos Luis Miguel Barbosa Huerta y Martha Tagle, criticaron los candados anti-independientes, a través de un exhorto: “Aún cuando la participación efectiva de la ciudadanía en los procesos electorales cada vez se aleja más de las boletas, las legislaturas locales han realizado reformas en esta materia que obstaculizan la integración de la ciudadanía a la contienda política, tal es el caso de Sinaloa, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz y Puebla”.
Los senadores señalan que en estos estados de la República prevalece el interés en dichas legislatura para evitar la participación ciudadana colocando candados que aumentan los requisitos para ser candidatos a puestos de elección popular en los procesos electorales locales.
Los senadores poblanos Luis Miguel Barbosa Huerta y Martha Tagle presentaron en la comisión permanente del Congreso de la Unión un exhorto para que los estados se abstengan de aprobar legislaciones electorales que aumenten los requisitos para ser candidatos independientes.
La polémica por los candados anti-independientes generó críticas por parte de activistas y académicas, así como acciones legales.
A principio de semana, 8 ciudadanos presentaron juicios de protección de los derechos político-electorales en contra del Congreso de Puebla que fueron turnados a la magistrada ponente, María del Carmen Alanís Figueroa. A los juicios de protección SUP-JDC-1333/2015, al que se acumulan los números consecutivos: 1334, 1335, 1336, 1337, 1338, 1338, 1339 y 1340.
El recurso legal se interpuso en tiempo y forma, argumentando que se violan los derechos políticos y electorales.

**

El punto de acuerdo enlistado en la orden del día de la comisión permanente del máximo órgano legislativo externa la preocupación de los senadores por las reformas anti-independientes aprobadas en los estados de Sinaloa, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz y Puebla.
“La Reforma Política aprobada en septiembre del 2013, en materia de candidaturas independientes vislumbraba un nuevo derrotero para fortalecer nuestra democracia aún en ciernes, y daría un respiro a un sistema político que ha transitado de un régimen político históricamente hegemónico, a un pluripartidismo que en algunos aspectos está en crisis.
”Las candidaturas independientes obedecen a la necesidad de abrir nuevos cauces de participación para que las y los ciudadanos, sin mediación de un partido, pero con una comprometida participación política, puedan ser elegidos en comicios auténticos y por voto universal en condiciones de igualdad y sin restricciones indebidas”.
En el caso del estado de Sinaloa se redujo el plazo de recolección de firmas para candidatos pasando de 90 a 40 días. En Chihuahua, Veracruz y Tamaulipas se aumentó el porcentaje de firmas de 2.0 a 3.0 de la lista nominal.
En Chihuahua se exige a los aspirantes a candidatos independientes que hayan dejado de militar al menos 3 años en un partido político cuando anteriormente el período era de un año.
“El caso de Puebla es más preocupante pues además de establecer el 3 por ciento de la lista nominal para firmas de apoyo redujeron el período a 20 días.
”Además de que los ciudadanos que impulsen este tipo de candidaturas deben comparecer personalmente ante los órganos electorales.
”Los congresos locales pretenden acotar el derecho de los ciudadanos que no cuenten con un aval político, aniquilando en los hechos la figura que constitucionalmente se encuentra aprobada y que es menester garantizar, ya que en los estados antes mencionados las candidaturas ya se encuentran legisladas y pareciera que debido obtenidos en la pasada contienda electoral de junio del 2015 con el llamado efecto Bronco, hizo que se diera marcha atrás en la legislación”.
En el mes de julio, PAN, PRD y Morena presentaron una acción de inconstitucionalidad en contra de las reformas anti-independientes realizadas en Tamaulipas, aprobadas en junio, y en los próximos días el Tribunal se pronunciará al respecto.
Instrumentos jurídicos internacionales como el Pacto Internacional de Derechos Sociales y Políticos establece en su artículo 25 que el derecho para que los ciudadanos voten y sean votados en elecciones periódicas, auténticas y por medio del sufragio universal igualitario y secreto no puede sujetarse a la intervención de los partidos políticos.
“Es responsabilidad de esta soberanía velar porque se garanticen los derechos de la ciudadanía y promover el fortalecimiento de un marco legal que equilibre la competencia electoral para que las y los candidatos independientes sea una opción viable para la vida democrática de nuestro país”, señala el exhorto de Luis Miguel Barbosa y Martha Tagle.


Los contrastes

La posición de los senadores de izquierda contrasta con el respaldo y la defensa a la reforma realizada por el legislador del PRD, Carlos Martínez Amador, presidente de la junta de coordinación política del Congreso local.
El político perredista Martínez Amador defendió la reforma anti-independientes, la cual votó a favor.
El pasado viernes, el perredista señaló que respeta las muestras de inconformidad en contra de la ley pero que la misma cumple con todos los requisitos legales y no es limitante para los ciudadanos.
La única diputada perredista en el Congreso local que ha cuestionado la reforma fue la diputada local, Socorro Quesada Tiempo. La perredista votó a favor de la reforma pero se reservó el artículo relativo a las candidaturas independientes para votar en contra de los candados a las mismas. Además en la sesión donde se aprobó la reforma Quesada mostró una cartulina de protesta.