El Partido del Trabajo en Puebla deberá entregar los bienes con los que cuenta para que sea liquidado al perder su registro nacional, según lo establece la legislación electoral, ante ello deberán desalojar la cede estatal ubicada en la 35 Poniente 908, en la colonia Gabriel Pastor; además, se analizará el caso de los Centros de Desarrollo Infantil.
Durante la sesión del 3 de septiembre de la Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) se aprobó por unanimidad el proyecto de resolución por el que se emite la declaratoria de Pérdida del Registro de los partidos del Trabajo (PT) y Humanista (PH), al no haber obtenido el tres por ciento de la votación emitida en la elección federal ordinaria para diputados del pasado 7 de junio del 2015.
En un comunicado, el INE argumenta la decisión con base en la Ley General de Partidos Políticos, en su artículo 94, como causal de pérdida de registro de un partido político es el “no obtener en la elección ordinaria inmediata anterior, por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida en alguna de las elecciones para diputados, senadores o Presidente de los Estados Unidos Mexicanos”.
El acuerdo de la Junta General estipula que al día siguiente de la declaratoria de pérdida de registro, ambos partidos —PT y Humanista— dejarán de recibir los derechos y prerrogativas establecidas en la Constitución Política y la Ley General de Partidos Políticos, con excepción de las prerrogativas públicas correspondientes al resto del ejercicio fiscal 2015, que deberán ser entregadas a través del interventor respectivo, de conformidad con base en el artículo 389 del Reglamento de Fiscalización.
“Los partidos del Trabajo y Humanista deberán cumplir las obligaciones que en materia de fiscalización prevé la Ley General de Partidos Políticos y el Reglamento de Fiscalización, hasta la conclusión de los procedimientos respectivos y de liquidación de su patrimonio.
”Como parte del procedimiento de la declaratoria, el INE hará del conocimiento de esta resolución a los partidos políticos antes mencionados, así como a las Juntas Ejecutivas Locales y Distritales del Instituto, a los Organismos  Públicos Locales (OPLE), a las Cámaras del Congreso de la Unión y a la Comisión de Fiscalización, para los efectos legales correspondientes”.


Impugnará PT decisión 

El Partido del Trabajo impugnará ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la decisión del Instituto Nacional Electoral de retirarle el registro como organización política.
En conferencia de prensa, el petista Oscar González Yáñez afirmó que hay confianza en que las instituciones del país funcionen, y que el Tribunal Electoral les dé la razón para conservar su registro, además advirtió que no está a discusión la participación del PT en la elección de Aguascalientes.
En conferencia de prensa, el integrante de la Coordinadora Nacional del PT dijo que es viable que mantengan el registro y la decisión del INE es impugnable y “también estamos pensando en la elección de Aguascalientes”.
En su opinión, la característica de las pasadas elecciones no fue la exactitud para conocer cuántos votos necesita el PT para alcanzar tres por ciento para mantener su registro, pues hay quienes dicen que les faltan más de tres mil votos, “nosotros decimos que son mil 575”.
Además, continuó, en la elección de Aguascalientes que fue anulada, el PT obtuvo poco más de cuatro mil, “en consecuencia es muy viable que el Partido del Trabajo tenga su registro si nos fuéramos a la elección de Aguascalientes, pero antes tendríamos que pasar a la decisión del tribunal”.
Expuso que el primer paso es impugnar la pérdida de registro y sostuvo que la elección de Aguascalientes es numéricamente favorable para el PT.
“Sí tenemos derecho de participar en Aguascalientes, eso es un hecho, lo que sí está a debate por algunos consejeros es si esos votos van a ser válidos para el registro. Lo que no está a debate es nuestra participación, porque claramente lo plantea la ley”, mencionó.
A su decir, la ley en la materia dice que para obtener tres por ciento —porcentaje mínimo para mantener registro— son 300 distritos, no 299, entonces Aguascalientes forma parte de esos distritos.
González Yáñez cuestionó lo que llamó “los plazos rápidos” del INE para retirarle el registro al PT, aunque están en sus tiempos legales.
Advirtió que la ruta jurídica del PT por su pérdida del registro todavía está muy larga y en los tribunales “y nos dan confianza las declaraciones el presidente del tribunal, en el sentido de que ellos están claros que vamos a impugnar”.
En cuanto a las prerrogativas que recibe el PT, explicó que tendrán financiamiento hasta diciembre, “la única diferencia es que se hace de manera compartida las decisiones que se tienen que tomar entre el partido y el INE, es la única diferencia. Y nuestro derecho de participar en Aguascalientes está garantizado”.
En cuanto a los bienes del partido, González Yáñez abundó que es un proceso que se hace como cualquier empresa, se garantizan los derechos laborales y de los proveedores. “Pero no es nuestro escenario”.
Reiteró que están en la ruta jurídica y agregó que tienen cuatro días para impugnar la decisión del INE a partir de que sean notificados, situación que todavía no ocurre. 


Los Cendi

El Partido del Trabajo promovió la apertura de Centros de Desarrollo Infantil (Cendi), en donde recibió los beneficios del morenovallismo en el 2013, operando actualmente siete instituciones; además, se les consideran la caja chica de los dirigentes estatales.
Los centros reciben recursos federales y estatales, quienes coordinan los citados centros son el diputado Mariano Hernández, así como el regidor Zeferino Martínez Rodríguez.
De acuerdo a la información publicada el 28 de noviembre de 2013, los dirigentes nacionales y poblanos del Partido del Trabajo son los beneficiarios de los programas de apoyo a la primera infancia que se impulsan en el estado de Puebla, y prueba de ello es el Centro Asistencial de Desarrollo Infantil (Cendi) en San Martín Texmelucan, inaugurado en el marco del Congreso Mundial de Políticas Públicas para la Primera Infancia, bajo el patrocinio presupuestal del gobierno del estado de Puebla.
Los trabajadores gubernamentales recordaron que el acuerdo de entregar los Cendi al PT se realizó en el sexenio pasado; sin embargo, la alianza perduro en la actual administración, encabezado por Rafael Moreno Valle, “le ha entregado al PT los Cendi de Amozoc, Momoxpan y Galaxia, estos son operados por familiares de los dirigentes del PT y los utilizan como medios de afiliación partidista; además, reciben subsidios cuya aplicación deja mucho que desear, ya que los salarios de las directivas es mayor y del personal es mucho menor”.

La suplica

El dirigente del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, asistió a la primera sesión ordinaria de la LXIII Legislatura federal en el Palacio Legislativo de San Lázaro, para pedir apoyo a los diputados y tener representación en esta soberanía. 
El exdiputado federal buscó al coordinador de los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, para solicitar que se permitiera conformar un grupo de petistas. 
Situación que no es posible porque no se trata de una voluntad política sino de una determinación jurídica que le quitó el registro al PT, por no cumplir con el umbral de tres por ciento de la votación general de las elecciones del pasado 7 de junio.

Las prerrogativas locales

El Partido del Trabajo recibió en prerrogativas el año pasado por parte del Instituto Electoral de Puebla la cantidad de 5 millones 322 mil 530 pesos y para 2015, pese al recorte presupuestal, la cantidad es similar. Con la pérdida del registro se suspenderá la entrega de los recursos, aún y cuando haya representantes populares, como diputados, presidentes municipales y regidores.

Los bienes

El Partido del Trabajo, al perder su registro en Puebla tendrá que entregar el inmueble de la 35 Poniente 908 donde se encuentran sus oficinas; además, los denominados Centros de Desarrollo Infantil que reciben recursos federales y son controlados por militantes petistas. La casa que es sede estatal del partido fue adquirida a principios del año 2000 y durante 15 años operaron los dirigentes estatales, el último fue Zeferino Martínez Rodríguez.