El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado Aguirre, llamó hoy a la sociedad civil que ha protestado por la corrupción en el país centroamericano que le ayude a conformar su gobierno de transición con personas éticas e idóneas.

El flamante mandataro externó lo anterior durante su discurso de toma de posesión en el Congreso de la República en la ciudad de Guatemala, en el que solicitó la dimisión de todos los ministros, comisionados y altos funcionarios del gobierno que le precede.

"Pediré a todos los ministros, comisionados y altos funcionarios que sirvan poner a disposición sus cargos, pues para hacer la sustituciones necesarias que encajen con ese gobierno transitorio de ejemplaridad", indicó.

Manifestó que el nuevo gobierno debe inspirar confianza, por lo que convocó a la ciudadana a ocupar lugares en el servicio público.

Dijo que nominará a personas maduras y con experiencia, así como a jóvenes profesionistas que dejen constancia de que la ética es coherente con la función de gobernar.

     "Esta realidad impone que se hagan las correcciones que parten, casi siempre, de un alto contenido moral, que no está marcado en los códigos (leyes) sino en la conducta de los individuos", comentó el gobernante designado.

El nuevo mandatario deberá entregar el cargo el 14 de enero de 2016, al sucesor que resulte electo en los comicios generales del próximo día 6, y de no haber un ganador con 50 por ciento de los votos, más uno, se realizará una segunda vuelta el 25 de octubre.

Maldonado Aguirre fue juramentado como nuevo presidente en sustitución de Otto Pérez Molina, quien presentó su renuncia en medio de un clamor popular anticorrupción.

La dimisión de Pérez Molina ocurrió luego de perder la inmunidad, por lo que ahora escucha en tribunales las acusaciones de defraudación aduanera, cohecho pasivo y asociación ilícita en su contra.