La obra del bulevar Atlixco tiene cerca de 6 meses que genera afectaciones a los poblanos, pero sin duda, su peor momento es el presente, cuando la obra está casi en su etapa final. Y es que el cruce del bulevar Atlixco, con la calzada Zavaleta y prolongación para el bulevar del Niño Poblano, se ha convertido en una vialidad caótica para transeúntes, automovilistas, negocios y para el transporte público, incluido el sistema RUTA.
    
La obra se localiza, a pocos metros de la Universidad Iberoamericana y el Hospital para el Niño Poblano por lo que también resulta problemática para la mayoría de los estudiantes que llegan a esa casa de estudios o bien para los pacientes y familiares que acuden al nosocomio porque no hay forma de atravesar la obra para estacionarse o para subir al camión.
    
Pero además, la zona es de muchos negocios, que ahora mismo ya presentan problemas de liquidez, porque sus locales están vacíos, ya que los clientes no se acercan y mucho menos ingresan para realizar sus compras.
    
La obra del bulevar Atlixco, justo en esa zona, dijeron los vecinos, trabajadores y transeúntes del lugar, lleva cerca de dos meses y encuentran que no hay vialidades alternas, ni señalética y menos agentes de tránsito que agilicen la circulación.
    
Pero además, por las obras, las autoridades poblanas decidieron desviar la ruta del sistema de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), que ofrece servicios en sus peores condiciones, porque además del retraso de hasta 15 o 20 minutos, también pasa muy lleno y no deja otra alternativa que subirse en esas condiciones.

La zona es de muchos negocios, pero también hay antros y moteles sobre el bulevar Atlixco, “esto lleva más de un mes paralizado, el tráfico es intenso, las calles están cerradas, no hay vialidades alternas, ni paso para transeúntes”, dijo Arturo González.

Reveló que desde hace dos meses, la movilidad urbana en la zona, se traduce en un desastre vial y peatonal, porque además, no hay seguridad vial y el metrobús está más tardado que nunca, porque hasta tienen que desviarlo.

Está complicado, aseguró, porque están cerrando muchas avenidas importantes y no abren otras alternas, “yo fui a la Secretaría de Desarrollo Urbano y tuve que dejar mi auto en Veana, entonces imagínate para poderme cruzar, veo que las afectaciones van para largo, no dan prioridad a que fluya el tráfico porque no abren las vías alternas”.

La obra, aseguró, no están bien planeada, “no, definitivamente no”, porque además, reiteró que las pocas vías alternas que están abiertas, están destrozadas, por el pavimento, que no lo ponen de buena calidad en su infraestructura.
    
Recomendó que si las autoridades poblanas van a hacer una obra, que se concentren en ella para que la terminen lo más pronto posible y que piensen en vías alternas para que la gente tenga opciones, porque cierran las arterias principales y de ahí se hace un caos, “de por sí hay demasiados vehículos que no se puede circular con facilidad”.
    
Reveló que en la actualidad, hay muchas zonas de la ciudad que están igual de complicadas, como la Avenida Juárez, el bulevar Norte, la recta a Cholula, la avenida Forjadores, “son vías complicadas, donde se tarda mucho tiempo para pasar”.

Por eso, dijo que todas las vías están hechas un caos, algo que no pasaba, “yo entiendo que hay más vehículos pero los proyectos que están haciendo no los hacen a muchos años, sino a muy corto tiempo”.

Ha sido un proceso largo
    
La construcción del bulevar Atlixco, dijo Claudia, ha sido muy complicado porque hace falta mucha información para que se tomen vías alternas, “ha sido un proceso un poco largo porque empezaron desde la fuente de Los Frailes”.

Dijo que ha sido complicado, porque su trabajo está en la carretera federal a Atlixco, sobre todo porque las vías son muy específicas, entonces para entrar tienes que dar una de vueltas tremendas.

Incluso, también dijo que el transporte ha sido mucho problema, “aunque sabemos que a la larga, que la abran, puede ser una buena alternativa, pero por ahora está complicado”.

Metrobús tardado y deficiente

Dijo que el servicio del metrobús está pésimo, “porque incluso, traté de dejar el carro y tomé el metrobús pero el servicio es pésimo, cada unidad está tardando hasta 15 minutos, entonces comprenderás que la capacidad que tiene no es la correcta para la cantidad de personas que lo usan”.

Afirmó que el servicio de metrobús en esta línea es muy malo, “y te lo digo como usuaria porque he tenido la necesidad de tomarlo y es muy malo”.

Por eso, aseguró que el llamado a las autoridades, es que pongan un poquito de atención en ese aspecto, porque a lo mejor ellos creen que está siendo funcional cuando en realidad hay muchas deficiencias en el servicio, “les pedimos que nada más chequen las necesidades de los ciudadanos y apoyen en ese sentido”.

Reveló que las afectaciones llevan como dos meses, desde que empezaron a trabajar y dicen que queda para el 15 de septiembre, “esperamos que sea así, porque de lo contrario nos están afectando para llegar a los trabajos y hacer todas las cosas que tenemos que hacer por aquí”.

Dijo que a la larga, está segura que esas obras traerán muchos beneficios, pero de momento, complican la vida de los capitalinos, “hay que pensar bien los proyectos desde el momento en que se van a llevar a cabo hasta que van a afectar, porque es muy complicado”.

Riesgos de atropellamientos
    
Cecilia García Vázquez, reveló que el congestionamiento vial, es bastante pesado, porque incluso, dijo que “ahorita iban a atropellar a una muchacha, porque no quieren pararse y no respetan al peatón, no dan derecho de pasar, pero además no hay agentes viales, yo aquí trabajo”.
    
Explicó que las afectaciones de la obra en esa zona, lleva más de un mes, por eso, hace un llamado al gobierno, para que lo haga cuando no haya escuelas porque complica mucho las cosas, o que lo hagan en la noche, porque complican el tránsito.
    
Reveló que no les dicen nada sobre los cortes ni las formas de trasladarse, “caminamos hasta Angelópolis y desde aquí hasta allá está complicado”.

El tránsito en las horas pico

Gualfred Cruz, dijo que la obra está hecha un desastre y lleva dos meses así, “no pude dejar mi carro cerca, lo dejé cuatro cuadras más para allá, al menos hago ejercicio, pero está complicado y nos genera broncas”, pero además, explicó que hay muchos negocios, pero el tráfico está así todo el día y se pone más complicado a las horas pico.

Además, lamentó que a los policías no los ve permanentemente, pero lo cierto es que se enfrentan a un tránsito lento y aglomeración de coches y personas, pero además, son evidentes las afectaciones a los negocios de la zona.

Reveló que la obra es problemática por el cruce y es una zona de mucho tránsito, “el tráfico es tremendo, lo que genera cualquier obra grande, pero el problema es que no se ve señalética, aunque están los conos y las barras, pero nada más y eso complica la movilidad social y la circulación”.

Gobierno anuncia cierre de calles

Cabe mencionar que desde el viernes pasado, las autoridades poblanas, anunciaron el cierre de diferentes vialidades, por las obras que llevan a cabo en la ciudad de Puebla.

Entre ellas, destacaron los cierres de la 14 Sur, el bulevar Atlixco, el bulevar del Niño Poblano y la Calzada Zavaleta. Los cierres fueron considerados desde las 6 de la tarde del pasado viernes hasta las 5 de la mañana de este lunes 7 de septiembre.

Informaron además, que los trabajos se realizan de manera coordinada con los agentes viales, con la finalidad de agilizar la circulación y orientar a los automovilistas que tienen como paso obligado esas vialidades primarias.