Todo un éxito ha sido la primera edición de Master Chef México, programa de televisión gastronómico que busca al mejor cocinero amateur. La versión mexicana de este programa comenzó a trasmitirse el 28 de junio por Azteca Trece los domingos a las 21.00 horas, con repetición en el canal Home & Health.

Dicho reality está aproximándose a la recta final, donde el último programa será el domingo 25 de octubre, y la participante que se perfila como ganadora, además de ser la consentida del público, es la hermana Flor Ruiz, religiosa de 67 años de edad nacida en el Estado de México, quien es la encargada de alimentar a los 200 jóvenes del Seminario Palafoxiano de Puebla.

Hay que destacar que en esta primera edición la conducción está a cargo de Anette Michel; se cuenta con los reconocidos chefs Benito Molina, Adrián Herrera y Betty Vázquez, quienes son los encargados de calificar a los participantes, además de guiarlos.

El programa lleva un formato de pruebas fijas y retos donde compiten tanto de manera individual como por equipos; en cada programa, al final queda uno eliminado, y abandona su estación y mandil. Así, semana tras semana, los retos aumentan y sólo van quedando los mejores. 

La primera religiosa

Master Chef, franquicia inglesa que ha tenido presencia en 46 países y ahora su primera edición en México, por primera vez tiene en sus filas a una religiosa como concursante; su nombre Flor Ruiz, y se ha ganado al público y también a los chefs con su guisos.

La hermana ha pasado prueba tras prueba, en su mayoría con las mejores críticas, aunque también se ha enfrentado a retos de eliminación, pasando satisfactoriamente gracias a su sazón, herramienta poderosa con la que conquista a todos.

Sin ser la más rápida de la cocina ni la más conocedora, hace uso de au sazón y sus conocimientos para crear delicias culinarias con ingredientes básicos o muy conocidos.

Si bien cada uno de los participantes tiene la intención de ganar y llevarse el premio de un millón de pesos, además de utensilios de cocina y otros incentivos, para la hermana Flor ganar este concurso es salvar de la banca rota a su congregación: las Hermanas Pasionistas, que enfrentan una gran deuda impagable con el banco, por lo que podrían perder su casa, entre otras cosas.

Ésta es la motivación de Flor, quien con su talento culinario espera poder salvar a su congregación y seguir ayudando también a los que pueda con sus guisos, como lo ha hecho siempre, desde que tenía 16 años de edad, cuando dejó su casa para sumarse a las misioneras en El Salvador, luego estuvo en Roma, España y África, para luego formar parte del servicio que atiende a sacerdotes y religiosas del Vaticano, donde vivió 40 años.

Todo esto lleva a la religiosa a tener no sólo experiencias, sino conocimientos amateur en diferentes cocinas, ya que ella sabe hacer ricos platillos mexicanos y europeos, resaltando que le gusta hacer pastas, salsas y pizzas.

Ahora espera un milagro y que Dios y la Virgen sigan bendiciendo sus platillos para que les gusten a los chefs, por eso siempre reza antes de empezar su misión en el programa, donde hay que decir que cuando se han realizado trabajos por equipos ella ha sido la capitana en la mayoría de retos, ganando el afamado equipo rojo, gracias a su organización y guisos.

Para Flor cocinar merece todo un respeto, por eso lo hace con el mismo cariño para la gente, sus seminaristas y ahora para los jueces, así como para el arzobispo poblano, Víctor Sánchez Espinosa, al que le gusta comer mole en enchiladas, principalmente.

En la recta final hay fuertes competidores, pero Flor es la consentida, por su talento, carisma, sencillez y humildad, pero sobre todo la causa, ya que el dinero y los premios no son para ella, sino para su congregación y seminaristas, por eso no importa el cansancio, sino los resultados.

Los integrantes

Seleccionados entre cientos de participantes, los integrantes que quedaron en la primera edición Master Chef son Diana Abreu (Tabasco), Gonzálo Cruzado (México), Alan Rangel (Guadalajara), Marlene Trujillo (Jalisco), Gina Roditi (ciudad de México), Tianne (ciudad de México), Nallely Martínez (Monterrey), Carmen Miranda (San Luis Potosí), Alfredo Vázquez (Tijuana), José Luis Revuelta (Veracruz), Ale Maldonado (León), Carlos Flores (Tijuana), Gaby Álvarez (ciudad de México), Luis Cortés (Toluca), Ariel Hermosillo (Guadalajara), Memo Cruz (Chiapas), Olga Estrada y Flor Ruiz (Puebla).

Hay de todo

La edades de los integrantes de esta primera edición van de los 18 a los 67 años de edad, y todos tienen diferentes profesiones y ocupaciones, entre éstas, albañil, lavaplatos, tamalera, estudiante de gastronomía, estudiante de repostería, arquitectos, empresarios, religiosa, maestra de primaria, comerciantes, entre otros.