Una derrama económica estimada en 4 mil 467 millones de pesos espera el comercio organizado de Puebla al terminar la temporada Navidad-Reyes, pero recomiendan saber gastar para no enfrentar la llamada “cuesta de enero”.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canaco), Octavio Corvera, señaló que de acuerdo con estudios, las familias poblanas mantienen las tradiciones de fin de año y esto genera una reactivación de la actividad comercial.

Conforme a las cifras, una familia gasta de mil hasta 17 mil pesos por Navidad y Año Nuevo en adornos (árbol y/o nacimiento), regalos, convivios (posadas), por lo cual el promedio será de 2 mil 500 pesos.

El representante de los comerciantes indicó que la derrama total en Puebla 4 mil 467 millones 384 mil 250 pesos reactivará la economía en lo que resta del año favoreciendo a todo el sector comercio.

Octavio Corvera señaló que los gastos dependen del sueldo, credo religioso, costumbres y/o tradiciones y tamaño de la familia, e indicó que algunas se juntan con otras, por lo cual el gasto en la cena disminuye al igual en los regalos, pues realizan intercambio.

De acuerdo con estimaciones, se prevé que el 23 por ciento de los trabajadores que reciben aguinaldo lo gasten para asuntos de compras navideñas (33% recibe aguinaldo, 67% no por estar en trabajo informal u outsourcing o de confianza) el resto lo destinará en pagar adeudos.

El representante de los comerciantes indicó que aun cuando a su sector le conviene que la gente consuma, también es recomendable que los compradores tomen medidas para poder enfrentar los meses siguientes, e indicó que se han hecho estas tres recomendaciones:

1. Hacer cuentas (ingresos y egresos) cuánto quiero y puedo gastar. 
2. No pasar la tarjeta para todas las compras, solo en montos grandes y cuando la oferta convenga calculando también los intereses.
3. El regalo no es sinónimo de afecto, moderarse en la compra de los mismos.

Recordó que la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada en Puebla es de 2 millones 552 mil 791 poblanos, de ahí las cifras.

Refirió que los comerciantes establecidos no han incrementado los precios, ya que hay una gran competencia, sobre todo con los centros comerciales.
 
Llevar el Buen Fin a diciembre
Mientras, el presidente de la Comisión de Trabajo, Leobardo Soto Martínez, señaló que las fechas cuando se lleva a cabo el llamado Buen Fin están generando que haya un endeudamiento de las personas, por lo cual debe analizarse el cambio de las mismas.
Durante la sesión de la Comisión del Trabajo en el Congreso se pidió a los sectores público y privado empatar la campaña El Buen Fin con el periodo de pago de aguinaldos para evitar que los trabajadores se endeuden de manera anticipada.

El diputado y presidente de dicha comisión, Leobardo Soto Martínez, dijo que la realización de este programa anual de ventas en el mes de noviembre si bien genera un incremento en el consumo interno, también provoca el adelanto de esta prestación.

Advirtió que algunos trabajadores al hacer uso de estos recursos de manera anticipada han entrado en una problemática durante el último mes de año puesto que carecen de liquidez para enfrentar los gastos de la temporada.

Sugirió “que se realice en la segunda quincena de diciembre porque los trabajadores nos han dicho y pedido y eso se lo hemos hecho saber a las empresas. Los trabajadores piden que su aguinaldo se dé completo en el mes de diciembre”.

El dirigente de la CTM en Puebla consideró que este programa pensado para incentivar las ventas del sector comercio y la economía interna debe realizarse del 20 al 30 de diciembre una vez que venció el plazo establecido en la ley para el pago del aguinaldo.

Afirmó que con este cambio de fecha los trabajadores tendrán mayor liquidez, podrán disponer de su dinero y realizar compras en función de sus necesidades aprovechando los descuentos que ofrece el sector comercio dentro de esta campaña.