Una cacería humana se ha desplegado en Puebla y estados vecinos tras la figa de siete reos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Huejotzingo, uno de los más conflictivos de la entidad.

Fuentes gubernamentales informaron a Intolerancia Diario que se ha desplegado un fuerte operativo en el cual participan cientos de policías ministeriales, estatales e incluso solicitaron la participación de federales.

Señalaron las fuentes que la vigilancia se realiza en carreteras mediante retenes y en las centrales de autobuses para poder localizar a los reos fugados.

Asimismo, se pidió la colaboración a cuerpos de seguridad de los estados vecinos a Puebla para poder localizar a los convictos si salen del estado.

Cabe recordar que la tarde del domingo 20 de diciembre 11 reos, quienes pertenecen a la banda de “Los Moyos”, se escaparon del Cereso de Huejotzingo.

Los internos lograron fugarse del Cereso por un boquete en el inmueble, sin que se percataran los custodios de la acción. Los hechos ocurrieron alrededor de las 16 horas.

Al realizar un pase de lista, personal de custodia del Cereso de Huejotzingo se percató de la ausencia de 11 internos del penal, por lo cual de inmediato se implementó un operativo por parte de la Policía Municipal, logrando la recaptura de tres de los internos fugados. 

Autoridades estatales y federales de inmediato activaron protocolos para la búsqueda, localización y recaptura de las personas faltantes.

De inmediato, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal tomó el control del penal, a través de la Policía Estatal, a fin de coadyuvar con la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para realizar las diligencias necesarias.

Las personas recapturadas ya están a disposición de las autoridades correspondientes, en tanto se deslindan responsabilidades.

A través de un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado trató de deslindarse del caso, la dependencia estatal argumentó que la seguridad es “competencia municipal”. 

No obstante, pese a los yerros, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que mantiene estrecha comunicación y coordinación operativa con la Procuraduría General de Justicia, la Policía Federal y Municipal de Huejotzingo ante la evasión de internos del Centro de Reinserción Social de dicho municipio.

Los fugados

Armando Ortiz Ochoa. Acusado de haber realizado varios robos con violencia en el Distrito Federal y Estado de México.
Cuando descubrió que uno de sus cómplices lo había delatado, lo asesinó y al trasladarlo en su camioneta en un retén fue detenido en calles del municipio de San Martín Texmelucan.

Armando Xolalpa Sánchez. En 2008, con 17 años de edad, fue ingresado al Ciepa acusado de robo a casa habitación.
En 2011 logró huir del Centro y permaneció prófugo hasta mayo de este año cuando fue detenido mientras intentaba robar una camioneta en San Martín Texmelucan junto con su hermano Mauricio, quien también se escapó este domingo, pero ya fue recapturado.

Jonathan Robinson Luna. De 23 años de edad y originario de San Cristóbal Tepatlaxco, fue detenido el 25 de noviembre de 2014 por asaltar a una pareja con arma de fuego.

Gustavo Castillo Márquez. Acusado del secuestro y asesinato del gerente de una tienda departamental en 2012, junto con otros cuatro cómplices.

Fredy Tlaxca González. Fue miembro de una banda dedicada a asaltar a comerciantes de la zona de San Martín Texmelucan.

José Carrasco Mendoza López.

José Alejandro Sánchez Montiel. Integrantes de la banda de “Los Moyos”, dedicada al robo en la zona de Texmelucan y que fueron detenidos tras asaltar a una pareja de comerciantes y robarles su camioneta.

Javier Blanquet Pineda. Integrante de la banda de “Los Moyos”, pagaba una condena por robo calificado.

Recapturados

Fredy de la Rosa Méndez.

Francisco Javier Mota Hernández. 

Mauricio Xolapa Sánchez.