Tras los sucesos ocurridos el pasado domingo 20 de diciembre de 2015, cuando 11 internos escaparon del Centro de Reinserción Social (Cereso) distrital de Huejotzingo (3 de ellos recapturados), el alcalde Carlos Alberto Morales Álvarez puntualizó que urge la reubicación de este penal a un lugar más seguro y con mayores dimensiones.

En ese sentido, refirió que las instalaciones donde actualmente se encuentra ubicado el Cereso son muy viejas, ya que datan de siglo XVI y no son apropiadas para un penal, destacando que en un principio este lugar fue contemplado para albergar a 80 internos, contándose actualmente con una sobrepoblación de 400 por ciento.

Dio a conocer que en más de una ocasión se ha solicitado la reubicación de este penal que sin duda alguna representa un riesgo para los habitantes de la cabecera municipal, ya que como es sabido, está ubicado en pleno Centro Histórico, al interior de la Presidencia Municipal.

Agregó que incluso si se llevara a cabo la reubicación del penal, su gobierno está dispuesto a donar un predio de 2 hectáreas y realizar coinversión para la construcción, esto con el objetivo de garantizar la seguridad de los huejotzingas.

Por último, reafirmó su disposición de trabajar conjuntamente con el gobierno del estado que encabeza Rafael Moreno Valle Rosas, con la intención de que a corto o mediano plazo se logre llevar a cabo la reubicación de este inmueble.