El festejo por el cierre del 2015 para muchos de los poblanos estará limitado en gastos, aunque la mayoría realizará los ritos tradicionales, entre los que incluyen la cena, el ponche y el pavo, “la situación económica cada vez se pone más complicada y los gastos son mayores”, señaló José Luis Alonso.

Para otros poblanos hay poco que celebrar al concluir el 2015, porque saben que la situación económica no es la más halagüeña y están conscientes que empezarán el próximo año 2016 con deudas y con complicaciones en los hogares.

En un sondeo realizado en la zona centro de la ciudad capital, los habitantes del municipio revelaron que enfrentarán en condiciones complicadas la economía que les toca vivir, “realizaremos el cierre del 2015 en convivencia familiar, vamos a disfrutar de la unión familiar”, aseguró Enrique Huerta.

Dijo además, que el cierre del año es para hacer propósitos personales y familiares, “porque sabemos que el año cierra complicado, los precios de los productos ya no son los mismos, pero nos tenemos que adaptar a las condiciones de vida que nos está tocando vivir, pero se espera un 2016 un poco peor que el 2015 en todos los aspectos”.

Lo más sencillo que se pueda

Por su parte, Jeannette Rivera, reveló que el festejo de fin de año, será en familia y apegado a la tradición, “será lo más económico y lo más sencillo que se pueda”.

Y es que, reveló, que prevén una situación económica complicada para el cierre del año, porque “los sueldos están mal pagados, todo está bien caro, más en esta temporada”, por eso, dijo que no esperan “echar la casa por la ventana”.

A pregunta expresa, dijo que en su familia, no acostumbran estrenar ropa interior en rojo o amarillo, “no tenemos esa tradición, aunque sabemos que mucha gente lo hace, pero nosotros no estamos acostumbrados”.

Lo que tiene claro, es que el año 2015, estuvo muy complicado en términos económicos, con una situación de bajo empleo y de dificultades para conseguir un trabajo, “pero pudimos salir adelante, así que seguiremos con nuestra vida cotidiana”.

Nos vamos a apretar el cinturón

En casa de Isauro Zamora, van a celebrar el último día de este 2015, apegados a la tradición, “lo vamos a celebrar como todos los años: se acostumbra la cena de fin de año, el ponche, el pavo, pero sabemos que la economía no anda muy bien y los trabajos están escasos y no hay buena remuneración, por eso nos vamos a apretar el cinturón”.

Reconoció que hay que limitarse para el gasto de la cena, porque saben que hay otras prioridades, “sabemos que hay que ver por la familia y la escuela, prepararnos para la cuesta de enero, porque todavía hay que comprar más útiles escolares”.

Reveló que en su familia tampoco tienen la costumbre de la ropa interior en rojo, “eso sabemos que depende de la costumbre, de las supersticiones de algunas personas, pero nosotros en lo particular no acostumbramos esas costumbres”.

Los productos están cada vez más caros

Iliana Morales, dijo que tendrán un festejo con la familia, “vamos a estar unidos y pasarla bien… el 2016 lo esperamos complicado, porque se van haciendo más caras las cosas”.

Artistas en Los Fuertes

En contraste con la austeridad poblana, el gobierno del estado anunció una fiesta y la realización de conciertos masivos en la Plaza de La Victoria, en Los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

Los festejos que iniciarán la noche del jueves 31 de diciembre a las 21:00 horas, concluirán el viernes 1 de enero e incluirán, además de los conciertos, juegos pirotécnicos y una zona de venta de antojitos y bebidas.

Entre los artistas que se tienen apalabrados para estas celebraciones –con entrada libre- se encuentran: Yuri, Espinoza Paz, Juan Solo, Samuel Castelli y La Filarmónica 5 de Mayo.

***

De costumbres a tradiciones que se niegan a perderse

Para muchos poblanos, el fin de año está lleno de rituales, de costumbres y de tradiciones, que aseguran, les traerán buena suerte para el año siguiente.

De tal forma, que se preparan desde días antes con ropa interior roja, con la lista de propósitos que en la mayoría de las ocasiones no cumplen, porque se comprometen a bajar de peso, dejar los vicios y hasta cambiar los hábitos que traen arraigados de toda su vida.

De tal forma, que las fiestas de fin de año siempre son un pretexto para agradecer por todo lo que somos, por todo lo que tenemos, por todo lo que vivimos y sobre todo, por los seres humanos que más queremos.

Pero también, el Año Nuevo es la mejor ocasión y el momento ideal para hacer todos esos rituales que aseguran una relación próspera y perfecta, con la familia, con la pareja y con los prospectos en el amor.

Empero, para muchos, esas tradiciones son solamente supersticiones, pero para otros significa recibir el año de la mejor manera, junto a la familia, con la pareja, con los amigos y demás personas que los rodean.

Los rituales más comunes

Ropa interior roja. La noche del 31 de diciembre, se debe usar ropa interior roja para asegurar la pasión y el amor en la relación por un año más. Se dice que el efecto es más intenso si la ropa interior que usan fue un regalo de la pareja, es decir que él le regale a ella su ajuar rojo y viceversa.

En caso de que el novio no quiera exagerar tanto con los calzones completamente rojos, es válido que use unos con figuras o estampados en ese color.

Cambio de prendas. Asimismo, para tener una relación estrecha e íntima todo el próximo año, se suele intercambiar alguna prenda entre los enamorados o amigos, no importa la prenda que sea, pero tienen que intercambiar algo, pero la recomendación es que sea algo fácil, como bufandas, sacos y suéteres.

Vela roja. Este ritual es para las parejas, al llegar la noche, se pide que se tomen de la mano y prendan una vela o veladora roja, que la dejen arder hasta que se consuma. Lo anterior, los ayudará a permanecer enamorados durante todo el próximo año. Se recomienda poner la vela en algún lugar totalmente libre de incendios.

Ritual para casarte. Ahora que si lo que quieres en tu vida para el año que viene es casarte, el ritual que tienes que hacer el último día del año, es sentarte y pararte de tu silla con cada campanada de media noche, eso traerá suerte para formalizar tu relación con el matrimonio.

Y aunque existen muchos rituales que son una costumbre, dependiendo del país, del Estado y de la familia, lo cierto es que el último día de cada año, genera entre la mayoría de la población, sentimientos de nostalgia, felicidad, fiesta y convivencia, solamente se recomienda no caer en los excesos.