El movimiento indígena Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), al cumplir este día sus 22 años de aparición en el sureste de México, aseguró que su lucha por defender sus derechos seguirá viva, y llamó a las nuevas generaciones a unirse más y mejorar la organización.

"Son el futuro de nuestros pueblos, de nuestra lucha y de nuestra historia, pero deben de entender que tienen una tarea y obligación: seguir el ejemplo de nuestros primeros compañeros, de nuestros compañeros mayores de edad, de nuestros padres y abuelos, y todos los que iniciaron esta lucha", expone el EZLN a través de un comunicado.

De acuerdo con el documento, firmado específicamente por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena y los subcomandantes insurgentes Moisés y Galeano, el EZLN, dejó en claro que en su 22 aniversario del alzamiento armado contra el gobierno, "no ha terminado".

"Durante estos 22 años de lucha de resistencia y rebeldía seguimos construyendo otra forma de vida, gobernándonos nosotros mismos como pueblos colectivos que somos, bajo los siete principios del mandar obedeciendo, construyendo un nuevo sistema y otra forma de vida como pueblos originarios", aseveró.

Agregó que las armas con las que actualmente cuenta son para proteger y defender a los pueblos y las bases de apoyo que sostienen esta lucha rebelde, "y no las dejaremos".

El EZLN hizo su aparición armada el 1 de enero de 1994 en el municipio de San Cristóbal de las Casas, en el sureño estado de Chiapas, con el objetivo de exigir justicia social para los indígenas, pero fue reprimido por el Ejército.

Al frente del grupo rebelde se colocó el denominado "subcomandante Marcos", quien logró atraer la atención de medios de prensa nacionales e internacionales.