Beijing puso en marcha este viernes el registro de la identidad real de los compradores de bicicletas, al tiempo que insistió en su carácter voluntario y en que su objetivo es luchar contra los extendidos robos de bicicletas en la ciudad.

El buró de seguridad pública de Beijing dijo que los ciudadanos pueden elegir si dejan sus nombres y otra información personal en las tiendas de bicicletas, datos que serán reunidos en una base de datos de la policía.

Un funcionario del buró dijo que la medida es para solucionar la escasez de información sobre los propietarios, un importante problema para la policía cuando resuelven casos de robo y proceden a devolver las bicicletas robadas.

El robo de bicicletas es generalizado en Beijing y otras ciudades chinas, lo que genera un vigoroso mercado clandestino de bicicletas robadas. La policía de Beijing informó de que ha detenido a 2.300 sospechosos entre enero y noviembre de 2015 en una campaña contra el robo de bicicletas.