En París, donde los franceses aún tienen el corazón encogido tras los múltiples atentados que golpearon el país en 2015, se vivió una intensa vigilancia durante la última noche del año. Charlie Hebdo fue un duro comienzo el pasado 7 de enero de 2015, al que siguió el viernes 13 de noviembre cuando varios comandos atacaron diversos puntos de la capital dejando 130 muertos y casi 400 heridos.

El presidente francés, François Hollande, dijo en su discurso a la nación con motivo del fin de año que su país "no ha terminado con el terrorismo" y reconoció que "la amenaza sigue ahí, en su nivel más alto".

Jerusalen. Dos personas murieron y varias más resultaron heridas este viernes 1 de enero en un ataque a tiros en el centro de Tel Aviv, informó la policía israelí.

Un hombre disparó contra las personas que estaban en un bar, pero aún se desconoce la causa, dijo la portavoz de la policía, Luba Samri.

Los heridos fueron trasladados a los hospitales Ichiilov en la ciudad y al Belinson en Petah Tikva, a 10 kilómetros al este de Tel Aviv, mientras que las fuerzas de la policía acordonaron el lugar y buscan al agresor, quien huyó tras el ataque. 

La Paz, Bolivia. Un incendio de gran magnitud, al parecer causado por fuegos artificiales, destruyó este viernes unos 200 puestos de venta ubicados en el populoso comercio de la Uyustus, en la ciudad de La Paz, sede del gobierno boliviano. 

El dirigente de los comerciantes, Germán Mamani, dijo a periodistas que el siniestro empezó la madrugada de este viernes, alrededor de las 2:00 hora local (6:00 GMT), y dejó daños aún no cuantificados. 

Cuando el fuego empezó los vecinos y comerciantes intentaron sofocar las llamas, hasta que los bomberos llegaron al lugar.

En medio de la desesperación, los vendedores denunciaron que se produjeron también saqueos por parte de personas sin escrúpulos que se aprovecharon de la tragedia.

"Los daños los vamos a evaluar más adelante, pero quiero decirles que la mayoría de los puestos de venta fueron prácticamente destruidos junto a la mercadería, es decir que perdieron todo su capital los vendedores del lugar", manifestó el Mamani.

En ese mercado comercial, ubicado en un populoso barrio de La Paz, se venden desde prendas de vestir, accesorios, carteras cinturones y bisutería, hasta utensilios para el hogar como ollas, licuadoras, sartenes, vajilla, cristalería, televisores y artículos para limpieza.

"A raíz de un fuego artificial que ha caído a uno de los puestos se ha generado el incendio, la gente es irresponsable y lanza a cualquier lugar, cuando las autoridades han pedido tener cuidado e incluso evitar utilizar los fuegos artificiales", explicó.

Mamani, representante del sector Uyustus Alto, dijo que los comerciantes afectados sufrieron pérdidas millonarias y que la mayoría tiene deudas con la banca. 

Aguas heladas. Los canadienses, alemanes, holandeses, italianos, suizos y americanos se dieron cita en las heladas aguas de sus respectivos países para cumplir con el tradicional chapuzon. 

La agencia EFE reportó que unos 51 mil holandeses participaron en el tradicional chapuzón de Año Nuevo en aguas del país, ataviados solo con el traje de baño y un gorro naranja, el color nacional. En la playa de Scheveningen, en La Haya, unas 10 mil personas siguieron la tradición, haciendo frente a una temperatura del agua de 8,5 grados.

A las 12:00 horas en punto los valientes nadadores corrieron hacia el mar para disfrutar del primer baño del año 2016 en aguas holandesas que se celebra desde 1960.

En el norte del continente Americano la Zambullida del Oso Polar congregó a cientos de canadienses a introducirse en las frías aguas del lago Ontario. 

Otras ciudades canadienses como Vancouver, Montreal y Ottawa también celebraron chapuzones organizados por Clubes Polares locales para recaudar fondos. 

***
El año nuevo llegó primero a la Isla de Navidad, se despidió en Samoa

La Isla Navidad fue el primer lugar en la Tierra en recibir el Año Nuevo 2016, a las 10:00 GMT de este jueves, 15 minutos después lo hizo el archipiélago de Chatham, en Nueva Zelanda.

La isla Kiritimati también conocida como Isla Navidad, se ubica en el Pacífico, por lo que fueron los primeros en despedir al 2015 y dar la bienvenida al Año Nuevo.

Otros países del Pacífico como Nueva Zelanda, Australia, así como Nauru, Fiji, Salomón y el reino de Tonga fueron los primeros en recibir el Año Nuevo en medio de grandes festejos y los tradicionales juegos pirotécnicos.

La ciudad australiana de Sidney recibió el Año Nuevo con su famoso espectáculo pirotécnico, que retransmitieron en directo numerosos canales de televisión.

Después de estos países e islas del Pacífico, Japón, Corea del Sur, Indonesia, Vietnam, Bangladesh, Tailandia, Laos, Camboya, entre otros países asiáticos, recibieron el 2016.

El último país en despedir el año viejo será Samoa, también en el Pacífico sur pero al otro lado de la línea internacional de cambio de fecha.