Aunque las autoridades del estado y del municipio de Zacapoaxtla insisten en reubicar el milenario tianguis, comerciantes y población de la comunidad marcharon este miércoles en reclamo al respeto a la vida económica de la región.

Y es que señalaron que las afectaciones económicas no son solo para los mil 200 vendedores que un día a la semana se dedican a comerciar diferentes productos perecederos y no perecederos, sino también serán en contra de la región, porque el comercio en ese tianguis mantiene la movilidad económica.

Ni el presidente municipal de Zacapoaxtla, Guillermo Lobato Toral, ni el gobierno del estado de Puebla encabezado por Rafael Moreno Valle quieren abrir el diálogo, “pedimos acercamiento con las autoridades para evitar que ‘la sangre llegue al río’”, sentenció Roberto Porras Flores, representante de los comerciantes.

Recordó que tienen la capacidad de pensar y resolver los problemas platicando y dialogando, pero también esperan que las autoridades pongan su “granito de arena” y que funjan como lo que son, como servidores públicos y no como reyes o emperadores que quieren cumplir sus caprichos

Y aunque la semana pasada no les permitieron el paso para realizar las ventas, dijeron que este miércoles sí lograron entrar al pueblo con el apoyo de la población que les abrió el paso para que pudieran entrar, a pesar de que las patrullas y las grúas intentaron frenar su ingreso, “fueron los habitantes quienes las hicieron a un lado para que los comerciantes entraran”, refirió Porras Flores.

Cabe recordar que el argumento del gobierno poblano y de la autoridad municipal es que los comerciantes deben retirarse porque buscan que Zacapoaxtla se convierta en pueblo mágico, sin embargo, los comerciantes saben que pueden permanecer, aunque de manera ordenada.

Este miércoles marcharon más de 2 mil personas, entre comerciantes y habitantes de la región de Zacapoaxtla, porque saben que quitar el tianguis representa un deterioro importante en la economía de las familias.

Siguen amparos y demandas

Asimismo, Porras Flores aseveró que hasta el momento no han avanzado en una solución a la problemática generada por las autoridades de gobierno, “no hemos tenido nada todavía, el Ayuntamiento no nos ha respondido nada, pero los amparos siguen, las demandas están funcionando, porque ahorita están las demandas por desacato contra el presidente municipal, pero no es denuncia, es demanda por desacato al amparo”, puntualizó.

La población se organizó y pidió a los comerciantes que se pararan en la entrada de Zacapoaxtla y los propios vecinos del municipio abrieron paso impedido por las patrullas, para que pudieran entrar, porque les hacían falta los productos de la canasta básica.

El representante de los comerciantes, agregó que la gente se está sumando al movimiento porque ven que el día que no hubo plaza la economía bajó mucho.

Dijo que es evidente el auge que hay en el tianguis por la gente que llega a consumir de la sierra, tanto del tianguis como de la tiendas instaladas, “por eso pedimos que haya diálogo, porque ahora ya se generó mucho descontrol, por eso la población determinó que era necesario poner su granito de arena y participó en la marcha”.

Comerciantes quieren una reubicación adecuada

Porras Flores reiteró que la reubicación que les ofrecen las autoridades municipales y estatales no responde a las necesidades del tianguis, porque el lugar no es adecuado para tantas personas que acuden al mismo.

Por ello, recordó que este miércoles los vecinos del municipio se unieron a los comerciantes y les abrieron el paso para que pudieran instalarse y vender sus productos en el milenario tianguis de Zacapoaxtla.

Recordó que solo dejaron de vender la semana pasada y hubo pérdidas por 10 millones de pesos, “pero ese día no quisimos caer en provocaciones, porque el presidente desacató el amparo, que según dijo, fue por desconocimiento, pero ahorita ya tiene conocimiento.

“No sabemos qué piense la autoridad, no sabemos por qué no abren el diálogo, por qué hoy miércoles usó grúas y patrullas para no permitir el paso”, dijo, sin embargo, la población coadyuvó para que pudieran instalarse, pero todo en completo orden, porque no hubo enfrentamiento.

Por ello, esperan que la autoridad recapacite y lleguen a acuerdos, “porque ellos saben que no estamos en contra de la reubicación, pero deben hacerlo en coordinación con las autoridades porque se necesita un proyecto para trasladar el tianguis, no estamos en contra de la reubicación, pero queremos un lugar para el tianguis que por cientos de años ha prevalecido en el municipio y genera empleo y mueve la economía de la región, porque sin ella, no hay nada”, puntualizó.