El presidente Enrique Pea Nieto arribó a la ciudad de Riad, Arabia Saudita, país al que realiza una visita de Estado como parte de una gira de trabajo por Medio Oriente.

A las 22:46 horas, tiempo local, el avión presidencial TP-01 aterrizó en la base aérea Rey Salman, luego de casi 18 horas de vuelo desde la Ciudad de México, con escalas en Gander, Canadá y Málaga, España.

El primer mandatario viajó acompañado de su esposa, Angélica Rivera; y los secretarios de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu; de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; de Educación Pública, Aurelio Nuño; y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, así como del jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz.

A su llegada a las 13:46 horas del centro de México, el presidente fue recibido por el embajador de México en Arabia Saudita, Arturo Trejo Nava, representantes del palacio real saudita y funcionarios de la provincia de Riad, para después dirigirse al hotel donde pasará la noche.

Las actividades públicas del presidente Peña Nieto, en la primera gira internacional del año, iniciarán el domingo con una visita a la sede del Consejo de Cámaras Sauditas y su participación en el Foro Bilateral de Negocios y el Foro Internacional de Energía.

Participará en el evento Reforma Energética de México y al término se realizará la ceremonia oficial de bienvenida en la explanada del Palacio de la Corte Real, que encabezará Salmán bin Abdulaziz, quien posteriormente ofrecerá una comida de Estado al mandatario mexicano.

En esta visita se firmarán acuerdos en materia de servicios aéreos, impuestos sobre la renta, combate a la delincuencia trasnacional, turismo, en el sector petrolero y de gas, así como en las áreas científico y educativa, entre otros.

Después de estas actividades, el titular del Ejecutivo viajará hacia la ciudad de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos, donde también realizará una visita de Estado.

Histórica visita de Peña
Nieto a Arabia Saudita

La visita que realiza el presidente Enrique Peña Nieto al Reino de Arabia Saudita permitirá estrechar los lazos de amistad y vínculos económicos entre ambos países, los cuales tienen un futuro promisorio, señaló el embajador saudí en México, Hammad Bin Ghanem Al-Rowaily.

Resaltó que la visita oficial del mandatario mexicano es histórica, ya que ningún otro presidente de México se había acercado a la región, desde la visita de Luis Echeverría hace 42 años.

La relación entre Arabia Saudita y México se extiende desde el establecimiento de sus relaciones diplomáticas hace 64 años, y hoy los lazos parecen estrecharse más, toda vez que existe el interés de ambas naciones por fomentar sus relaciones de inversión y comercio.

El mutuo respeto durante esos años, así como una relación balanceada y buena, han permitido que el pueblo saudí guarde un cariño extraordinario hacia México, relata el embajador en entrevista con Notimex.

"Hoy se firmarán acuerdos que no se habían hecho, hoy se busca un mayor acercamiento que traerá beneficios para ambas naciones, el encuentro no podría darse en mejorrs momentos", afirmó.

Y es que a partir de hace unos años, el interés por parte de empresarios y turistas saudís se ha incrementado por el territorio mexicano, las reformas y los avances en diferentes materias han hecho que países de la Península Arábiga volteen sus ojos a México, refirió.

En términos políticos, los dos países pertenecen y coinciden en diferentes foros, organizaciones e instituciones globales, siendo la de mayor importancia el Grupo de los 20 (G20).

Ante ello, el diplomático señaló que México y Arabia Saudita están en armonía en diferentes temas mundiales, y con la llegada del mandatario mexicano a aquel país, se dará un paso adelante en los diálogos diplomáticos.

Oportunidades
de negocios

Por otra parte, el nivel de inversión entre ambos países no es el deseado, y no refleja el potencial de ambos mercados, “pero hay la esperanza firme de que durante la próxima visita del presidente Peña Nieto, al cual se le espera con mucho gusto, eso cambie”.

Agregó que durante esta visita oficial, que iniciara el día de mañana, se firmaran 17 convenios y cartas de entendimiento en materia cultural, económica, de inversión y comercial, entre otras.

“Es mi esperanza y deseo que por medio de estos convenios se incentivará la inversión y el comercio entre los dos países”, abundó Hammad Bin Ghanem Al-Rowaily.

Después de la firma, el embajador tiene la convicción de trabajar de manera conjunta con su homólogo mexicano para que los convenios sean sirvan de base y se exploten las oportunidades de negocios en ambos mercados mediante el apoyo a hombres de negocios. En ese sentido, destacó que las embajadas deben de servir para ayudar a los inversionistas mexicanos y sauditas a conocerse e impulsar su potencial para generar mejores y más empresas.

En ese sentido, el embajador extendió la invitación para que inversionistas mexicanos conozcan Arabia Saudita y sus opciones de inversión, las cuales han arrojado cifras record en utilidades, y cuenta con uno de los ambientes más favorables a nivel mundial, explicó.

“Aquí también hay muchas oportunidades de negocio y comercio, México es un país muy próspero y eso lo debe saber la comunidad saudita, las opciones de negocio que ofrece el mercado mexicano en diferentes sectores son interesantes”, destacó.

Puntualizó que actualmente la economía mexicana es considerada de las más crecientes y con evolución mundial, “será una grata oportunidad para que los hombres de negocios sauditas conozcan esas oportunidades”.

Convenios con
universidades

En el ámbito educativo, afirmó que el intercambio de estudiantes entre ambos países no alcanzan cifras destacables, siendo el idioma uno de los principales obstáculos, sin embargo, existe la intención de que ello crezca para alumnos destacados.

El estudio técnico y la investigación, son temas fundamentales para el reino saudí, de ahí que tengan una de las mejores universidades para llevar a cabo posgrados con las mejores herramientas, equipo y profesorado que tiene entre sus filas a premios Nobel, destacó.

A su vez, el gobierno saudita está interesado en generar convenios con universidades mexicanas, toda vez que saben que dichas casas de estudio se encuentran entre las más laureadas en el mundo.

Intercambio cultural

El tema cultural no se queda atrás, señala el Embajador del Reino de Arabia Saudita en México, por lo que se debe impulsar y dar a conocer la oferta que ambos países tienen en la materia, además de crear programas de intercambio que generen una mayor perspectiva.

El turismo entre ambos países es poco, pero la visión y oportunidad que generará el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, previsto para 2020, crea la posibilidad para empresarios de iniciar rutas directas que fomenten el sector y generen una mayor derrama económica para ambas sociedades, dijo.

Hoy la visión entre ambas naciones es infinita, y plantea un panorama renovado que mediante el dialogo y los acuerdos bilaterales, buscan impulsar mercados innovadores que generaran bienestar para las comunidades, finalizó. (Con información de Notimex)