Los seguidores del cuadro norteño destruyeron un poco más de 600 asientos de la zona destinada a la porra del equipo visitante.

En la segunda parte del encuentro, en el que perdió La Franja,  la afición rayada quemó luces de bengala  y provocaron fuego en la gradas.

Ante el fuego, personal del estadio llegó a atender el problema y al final del partido los aficionados de Rayados fueron resguardados por elementos de seguridad.

El estadio fue reinaugurado el 18 de noviembre tras una inversión estatal de 688 millones de pesos.

Revisa aquí la fotogalería